14 nov. 2006

Noticias del mundo para reflexionar (I)

Esta sección pretende recoger opiniones sobre diferentes noticias que se suceden en nuestro mundo y como podrian actuar los TASOC y TISOC en estas situaciones.


Noticia aparecida en el correo vasco en su edición impresa del dia 13-11-2006.
Para leer la noticia en el propio diario pulsa aqui

Casi medio centenar de menores ha acabado en la Fiscalía por maltratar a sus padres en Vizcaya

Los fiscales piden al Gobierno vasco que cree programas dirigidos a los chicos denunciados por su familia La Diputación abrirá un piso para tratar a estos adolescentes

J. MUÑOZ/BILBAO

HUMILLACIÓN. Los padres que sufren el comportamiento violento de sus hijos viven situaciones dramáticas en el seno de la familia. / EL CORREO
Un total de 45 adolescentes han sido conducidos este año a la Fiscalía de Menores de Vizcaya después de que sus padres reconocieran haber sido golpeados o humillados por ellos y se confesaran incapaces de manejarlos en casa.

La cifra confirma el repunte de los malos tratos a progenitores que las autoridades judiciales ya habían detectado el año pasado. Entonces se contabilizaron 51 episodios en Vizcaya frente a los 21 detectados en 2004.

Según fuentes de la Fiscalía, las parejas que se ven desbordadas por sus hijos, hasta el punto de tener que sacarlos de casa, no siempre se deciden a denunciarlos, incluso cuando la situación familiar resulta insostenible. En tales casos, las diputaciones pueden asumir la guarda del menor y ocuparse de él en alguno de sus centros de acogida, aunque allí coincide con muchachos que sufren otros problemas.

Por ese motivo, el Gobierno foral vizcaíno está a punto de abrir un piso para atender de forma exclusiva a los adolescentes que maltratan a sus padres, pero no llegan a ser acusados por ellos. No obstante, la Fiscalía de Vizcaya cree que el Gobierno vasco también podría utilizar una fórmula parecida dentro del Sistema de Justicia Juvenil para abarcar a los maltratadores que sí reciben algún castigo del juez de menores.


Por ahora, los casos graves se canalizan a través de los centros ordinarios del Departamento de Justicia, pero los psicólogos de la Fiscalía advierten de que los adolescentes maltratadores tienen unas características distintas de quienes cometen otros delitos. Es posible que alguno haya podido cometer algún robo, pero no son demasiados.

En cambio, el absentismo escolar y la falta de comunicación en el seno de la familia son rasgos muy habituales en muchos de ellos.En todas las familiasEstos adolescentes proceden tanto de familias acomodadas como humildes. Es frecuente que antes de agredir física o moralmente a sus progenitores hayan manifestado alteraciones de conducta desde muy pequeños. Algunos han sido agredidos de forma habitual.

La separación de los padres puede haber influido en su actitud violenta, sobre todo cuando rondan los 14 años. No obstante, ese factor no suele aparecer únicamente en estos casos, sino, en general, en muchachos con todo tipo de conflictos.

La Administración de Justicia no oculta su preocupación por este problema. Los servicios de asistencia a la víctima (SAV) del País Vasco ofrecen una terapia para los menores en su propio domicilio, de forma totalmente gratuita. Suelen recurrir a ella los padres que todavía confían en reconducir a su hijo sin llegar a echarlo de casa.

Los SAV dependen del Gobierno vasco y tienen oficinas en los palacios de Justicia de Bilbao, Vitoria y San Sebastián (www.justizia.net).Pero esta solución no siempre da resultados. La situación familiar puede revestir tal gravedad que los padres acaben presentando una denuncia formal contra su hijo. Entonces se pone en marcha la maquinaria penal, cuyo primer paso es la detención por la Ertzaintza o la Policía Municipal. A continuación, el fiscal toma declaración al menor en calidad de imputado y recoge el testimonio de la familia. Cuando la denuncia se ha formulado en la comisaría, el ministerio público cita a los padres para que se ratifiquen en ella y para decidir si es necesario el alejamiento. La acusación puede basarse en el artículo 173 del Código Penal, que castiga el menoscabo de la integridad moral, o en el artículo 153, que contempla las agresiones continuadas. Ambos preceptos se aplican también para combatir la lacra de la violencia de género.

La Fiscalía vizcaína cree que la solución más adecuada para los menores maltratadores son «los grupos educativos específicos»; es decir, cumplir el castigo y reeducarse aparte de otros adolescentes con problemas diferentes. Quizá el significativo aumento del número de padres agredidos desde 2004 obligue a plantearse esa posibilidad.

j.munoz@diario-elcorreo.com

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...