11 dic. 2006

Los servicios sociales de Navarra atienden a un 8% de la población, con 51.000 actuaciones

Los servicios sociales de Narra atienden a un 8% de la población, con 51.000 actuaciones

La noticia original se encuentra aqui



La nueva ley foral supondrá cierta reordenación de la red y algunas novedades.

Los 580 profesionales de los 52 servicios sociales de base (SSB) que existen en Navarra atendieron el año pasado a un total de 47.062 usuarios, casi el 8% de la población foral, alcanzando más de 51.000 intervenciones y con un aumento de casi un 30% respecto a 2004. El perfil del beneficiario es el de una mujer mayor que vive sola. De hecho, la tercera edad supone el 36% de las personas atendidas, seguida por familias e inmigrantes. Las demandas se centran en información y orientación diversa, prestaciones económicas y atención a domicilio. La nueva Ley de Servicios Sociales supondrá novedades, como los Centros de Servicios Sociales y la extensión de programas a todos los SSB.

MARÍA JESÚS CASTILLEJO. PAMPLONA.

Según explica Mari Luz Munárriz, subdirectora de Atención Primaria en el Instituto Navarro de Bienestar Social (INBS), los SSB, de titularidad municipal y con financiación tanto de las entidades locales como del Gobierno foral, están «consolidados tras veinte años de existencia».

La red de Atención Primaria del sistema público de servicios sociales está formada por 41 zonas básicas más Pamplona, con un total de 52 servicios sociales (SSB), que en el caso de Pamplona, donde funcionan 11, se llaman Unidades Sociales de Base. En relación a la población que había en 2005, hay un SSB por cada 10.990 habitantes navarros. Y aproximadamente 1 trabajador social por cada 4.500 habitantes.

Los SSB «se dirigen a toda la población en general y a los colectivos en situación de necesidad en particular», explica Munárriz. Extendidos por todo el territorio, «ofrecen una «atención comunitaria integral», incluida la prevención, y «próxima a la ciudadanía». De hecho, constituyen la «puerta de entrada» al sistema de bienestar social.

Autonomía e inclusión

La actividad de los SSB tiene dos ejes: autonomía-dependencia e inclusión-exclusión. En el primero se sitúan los servicios de atención a domicilio. En el segundo eje se realizan actuaciones de educación e intervención para apoyar a familias con menores en dificultad social y también se promueven recursos de incorporación sociolaboral, como el empleo social protegido.

El INBS ha financiado este año los SSB con más de 9 millones de euros, a través de la firma de convenios con los ayuntamientos o las mancomunidades titulares. Con estas ayudas se contribuye en un 50% a pagar el coste del personal y otro 10% para gastos de funcionamiento del servicio.

No obstante, en las zonas básicas con una población inferior a 5.000 habitantes la ayuda citada puede llegar hasta el 85%.

En el 2005 la red contaba con 580 profesionales, entre trabajadores sociales, trabajadoras familiares, animadores socioculturales, educadores sociales, administrativos, psicólogos, etc. Se aumentó la plantilla en 40 trabajadores más que en 2004.

Se desarrollan cinco programas distintos, aunque no todos están implantados en todos los SSB: el Programa de Acogida y Orientación Social (que sí está en las 42 zonas básicas); el de Atención a Personas Dependientes (también en las 42 zonas); el de Incorporación Social y Laboral (en 12); el de Infancia y Familia (32); y el de Alojamiento Alternativo (3). La nueva foral de Servicios Sociales, aprobada ya por el Ejecutivo y ahora en trámites en el Parlamento foral, considera los cuatro primeros programas como «obligatorios», añade Munárriz, por lo que está previsto implantarlos progresivamente en el 100% de las zonas básicas.

Otra novedad que recoge esta ley es la futura creación de los «Centros de Servicios Sociales», a caballo entre los SSB y Bienestar Social, que apoyarán a los SSB y acogerán equipos especializados.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...