19 dic. 2006

Protestan con una cacerolada para pedir un intérprete para una alumna de Integracion Social sorda

Protestan con una cacerolada para pedir un intérprete para una alumna del Ciclo Formativo de Integración Social sorda


El IES Victoria Kent de Elche, donde estudia la joven, solicitó el servicio de traducción a principios de curso

Una treintena de personas protestó ayer con una cacerolada ante la Dirección Territorial de Educación en Alicante para exigir que el IES Victoria Kent de Elche reciba un intérprete del lenguaje de signos.

Una alumna sorda de este centro espera, desde principios de curso, momento en el que se demandó a la Conselleria de Educación los servicios de ese profesional, para poder acudir a sus clases con normalidad.Pero la Administración ya ha advertido de que no contratará a un intérprete, según comunicó al centro hace un par de días, e insta a la joven a que acuda a los otros dos centros de la provincia que sí cuentan con este profesional, según explica el director del Victoria Kent, Tomás Pérez Molina. Se trata del IES Virgen del Remedio de Alicante y el IES Carrús de Elche.

La joven, Jessica J., de Rojales, estudia un ciclo formativo de Técnico Superior de Integración Social en el Victoria Kent.

Mientras espera al intérprete que le traduzca las palabras de sus profesores en lenguaje de signos, la estudiante se las apaña como puede.«Algunos profesores le graban las clases en cintas y después su madre se las traduce al lenguaje de signos, pero así trasladan la responsabilidad a la madre y, encima, pierde mucha información de las clases», explica una de las compañeras de Jessica J. «Ella lee los labios, pero los profesores tampoco pueden estar todo el rato mirándola a ella».Otros docentes «le pasan los temas por ordenador», añade, aunque son conscientes de que «lo que tiene que ser es que venga el intérprete, pero no llega».

Ante esta situación, los compañeros de la estudiante se trasladaron de Elche a Alicante para protestar de forma pacífica pero sonora con una cacerolada ante la Dirección Territorial de Educación en la calle Carratalá de Alicante.

Así provistos de ollas, sartenes y pancartas, el grupo, de unas treinta personas, hizo todo el ruido que pudo durante cerca de dos horas. Sin oído pero con derecho, Por la igualdad en la educación, intérpretes de signos ¿¿ya!!, Sistema educativo discriminatorio, ¿basta ya! o La educación es un derecho también para Jessi eran algunos de los muchos lemas que se podían leer en los carteles que portaban ayer.

El grupo tiene previsto repetir la protesta de la misma forma en Alicante pero también, simultáneamente, en Elche. Una vez transcurridas las fiestas navideñas, el centro convocará un consejo escolar para examinar la situación y si no hay cambio en la decisión de Conselleria valorarán qué hacer, según explica el director.

La noticia original la encuentras aqui

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...