2 ene. 2007

Guia de Intervencion (III) Adaptación y afrontamiento

Un cambio de alimentacion, la entrada al colegio, la pubertad, el inicio de sus relaciones afectivas o su primer trabajo son circustancias vitales significativas a lo largo de la vida de un joven, a las que ha de hacer frente segun un proceso continuo de adaptación.

Estas circustancias ponen en marcha los mecanismos de afrantamiento del niño/joven, y dependidendo de la naturaleza de las mismas, las alternativas y modos de afrontamiento efectivo serán diferentes según se requiera o no ayuda externa al propio individuo. Son varias pues, las condiciones a que puede dar lugar la solución o el afrontamiento del problema.

1º La primera condicion se plantea cuando el problema no requiere de ayuda externa para su solución. En este caso, el niño/joven por sí solo podria llegar a solucionar sus problemas. A condición, eso sí, de poseer las habilidades y destrezas necesarias para ello.

Es la propia historia de aprendizaje del niño o del joven el factyor decisivo que le coloca en situaciones de vulnerabilidad o no.

De haber tenido una histora de aprendizaje deficitaria y no poseer las habilidades y destrezas para afrontar estas circustancias, el individuo estaría en riesgo de presentar problemas de adaptación.

Prevenir los riesgos de "descarrilamiento" sería tanto como planificar el desarrollo de habilidades y competencias de afrontamiento.

2º Una segunda condición se deficne cuando el problema requiere la ayuda externa cercana y natural al individuo. La familia, colegio, amigos y/o vecinos pueden ser agentes naturales que pueden prestar esta ayuda. No obstante, son varias las preguntas que hemos de hacernos a fin de vaolrar la eficacia de estos recursos:

- ¿Tiene el niño o joven acceso a estos recursos?
- ¿Se perciben como dispuestos y con capacidad para ayudar?
- ¿ Son realmente competentes para prestar ayuda?
- ¿Son coherentes entre si?

Los problemas de adaptación pueden sobrevenir, bien porque estos recursos no esten disponibles, o bien porque no son coherentes entre si. Cuantos niños y jovenes disponen por ejemplo del recurso familiar y tienen acceso a el, pero sin embargo este no es competente para ayudarle en el proceso de su desarrollo y socialización. Por otra parte el niño/joven puede estar inmerso en cantidad de escenarios (familia, escuela, amigos, vecinos) que son contradictorios entre si.

3º Por último, la naturaleza del problema exige la ayuda profesional y de los dispositivos de socialización institucional (escuela, institutom centros de acogida, y de reforma...). Al igual que en la condición anterior, los problemas de adaptación pueden devenir por inaccesibilidad, escasa disposición o competencia o incoherencia del sistema de ayuda profesional y de socialización normalizada

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...