16 feb. 2007

Empresarios antes de los 30: Cuatro historias que demuestran que (casi) todo es posible en Granada

Empresarios antes de los 30: Cuatro historias que demuestran que (casi) todo es posible en Granada

La noticia aqui

El miedo al folio en blanco es un clásico entre los escritores. Es esa sensación de tener una idea tan, tan grande que parece que ese papel vacío no será capaz de condensar todo lo que tienes en la cabeza. Miras el folio y no sabes por dónde empezar y te pasas horas buscando el mejor arranque, la mejor frase y la mejor palabra. Al final, haces el gran descubrimiento: si la idea es buena, y trabajas por ella, el resto sale solo. Y empiezas a escribir… El folio en blanco no sólo es un pánico de escritores, lo es de todos aquellos que tienen una idea y no saben por dónde empezar. Llevar a cabo tu propia idea, escribir tu propia historia, es siempre una gran aventura.

Jóvenes y empresarios son los protagonistas de las siguientes cuatro historias que decidieron obviar el miedo al folio en blanco y realizar en Granada una nueva actividad empresarial. Bricolaje, Educación y Animación Sociocultural, Diseño e Inteligencia Artificial son los campos que José María, David, Bea y Francisco desarrollan a diario en la ciudad. Cuatro historias sobre cómo ser Joven, Empresario y seguir tomando tapas en el intento.

El bricolaje más granadino

Cuatro estudiantes de tercero de LADE preparan un trabajo para una asignatura. Consiste en crear una empresa y “sacarle los números”. Deciden crear un centro de Bricolaje a lo “Aki”, pero con un estilo distinto y siendo 100% granadino. El trabajo les sale muy bien y reciben una valoración de 4 sobre 4. Cinco años después, uno de aquellos alumnos, José María Ruiz, decide montar en Granada “BricoCentro Cepint, su bricolaje más fácil”.

José María se presenta con un fuerte apretón de manos, engalanado con un elegante traje de ejecutivo. Al verlo piensas que parece mentira que alguien con 24 años pueda dar una imagen tan segura de sí mismo y, a la vez, derrochar tanta humildad. A este licenciado en LADE le encanta escuchar música, sobretodo española –de hecho, solía tocar la guitarra-, los animales, pasear, el campo y viajar. Dice que ante todo cree en las personas, se define como luchador, inconformista, comprensivo y cristiano. En su familia todos son empresarios, así que lleva empapándose de este mundillo desde hace mucho tiempo. Quizás todos esos años escuchando anécdotas empresariales en casa le hicieran descubrir que “el que no arriesga, no gana”, la frase con la que dice guía su día a día. Para él, sin duda alguna, la idea siempre será más importante que el aval, “porque si la idea es buena y crees en ella, el resto lo consigues”.

BricoCentro Cepint “cuenta con 1200 metros de zona de tienda, en la que tanto profesionales, semiprofesionales o, simplemente, aficionados al bricolaje pueden encontrar de todo”, asegura José María. Junto a él trabajan otras 11 personas, cuya media de edad son 25 años, entre las que figuran tanto hombres como mujeres: “no tiene sentido decir que la empresa es un mundo de hombres –defiende José María-, ten en cuenta que más del 50% aquí son mujeres, y hacen corte, pintura…igual que los hombres hacen caja”.

Ser Joven y Empresario supone sacrificar muchas cosas, de hecho José María afirma que “uno es empresario desde que se levanta hasta que se vuelve a levantar y parte de su ocio es la empresa”. “Y no es que se deje de ser joven cuando te haces empresario, pero la vida cambia, tienes que optar, ganarle tiempo al tiempo y superar el cansancio para poder cuidar de tu gente”.

Lo mejor de mi experiencia como empresario…”la satisfacción de sacar un proyecto adelante, el trato con el cliente y con el personal; ver que los números salen…es como un hijo tuyo que crece y tira adelante. Ver que ahora mismo 11 personas tienen un sueldo, que son de Granada y que no tienen que salir fuera para encontrar trabajo”.

Lo peor de mi experiencia como empresario… “los despidos y el personal poco implicado. A veces falta espíritu de empresa, compromiso. No valen medias tintas”.

Si vas a ser empresario no dejes de ser… “Honesto, cree en ti mismo y trabaja, trabaja, trabaja”. Y olvidate de… “la prepotencia y la hipocresía”.

“El mejor premio que me pueden conceder es la satisfacción del cliente”.

Payasos con ganas de educar

Alguien dijo una vez que “si perdemos la fe en los niños, perdemos la fe en nosotros mismos”. Por eso, mientras en la televisión vemos los casos de acoso en los colegios -cada vez más comunes-, es de agradecer cuando aparece gente que está dispuesta a entretener y a educar con valores a nuestro futuro. Es el caso de David Domínguez, 26 años, y su empresa “Activasur”. David es una persona inquieta, que no sabe qué hacer muy bien con su realidad. Le gusta ser coherente con sus ideas y con sus actos. Practica deporte siempre que puede y salir de “tapitas” con los amigos le apasiona. Estudió magisterio de educación infantil y empezó psicopedagogía. Admite que tiene poco tiempo para leer y que, si le dan la opción, nunca se niega a una buena partida de mus, aunque últimamente los órdagos no le sonrían.

“Activasur” nació en Octubre de 2003. Por aquel entonces David compaginaba sus estudios de psicopedagogía con el trabajo de payaso para comuniones, fiestas privadas, etc. “Un compañero y yo nos pusimos a darle vueltas a la cabeza y nos dimos cuenta de que podríamos montar algo por nuestra cuenta. No sabíamos muy bien a lo que nos íbamos a dedicar. Sabíamos que nos gustaban los niños, la educación, campamentos, etc… y también sabíamos que había muchas empresas que ya se dedicaban a eso, pero nosotros queríamos hacer algo con calidad hacia los niños”, y nació ActivaSur.

“Nuestro principal objetivo –detalla- es educar y entretener a los niños” para eso combinan las actividades extraescolares y educativas que desarrollan en ciertos colegios –“que es lo que más nos gusta”, dice David- con payasos, fiestas de cumpleaños, castillos hinchables…ese tipo de cosas para particulares. “También hacemos campamentos, escuelas de verano –algo que nos realiza mucho por su mezcla de animación con educación y su éxito de acogida-, semanas culturales, fiestas del libro, fiestas de carnaval, jornadas interculturales, gymkhanas y pasacalles”. ActivaSur está compuesta por dos socios, tres trabajadores fijos y un número de colaboradores que ronda entre las 12 y 50 personas, “según la época”.

David admite que a la hora de montar la empresa sin aval “es muy complicado”. Y aunque ellos lo hicieron con Activasur, asegura que han “desperdiciado mucho tiempo” en enterarse de cómo se mueve el mundo de la empresa: “ha habido cosas que de haber sabido antes nos hubiéramos ahorrado alguna que otra multa de hacienda”. Por otro lado, David señala que su experiencia con las ayudas de la Junta no ha sido muy satisfactoria, ya que, “después de dos años esperando nos la concedieron, pero bajo muchas condiciones de dinero que no podíamos afrontar, lo que nos obligó a rechazarla”.

Para David ser empresario y joven ha sido complicado. “Cuando empiezas es muy difícil desconectar, me ocupaba todo el tiempo. No podía hablar con alguien si no era sobre la empresa. Tres años después he conseguido un equilibrio entre mis cosas y la empresa”.

Lo mejor de mi experiencia como empresario… “poder decir que es mío, que lo he montado yo.

Lo peor de mi experiencia como empresario… “La inestabilidad. No puedo comprarme un piso por la nómina que tengo; no saber si mañana va a seguir la empresa, si mañana voy a tener dinero, si va a tirar fuerte… ese resquemor es lo peor. Aparte de todas las horas que he tenido que echar, que me han quemado muchísimo”.

Si vas a ser empresario no dejes de ser… “Coherente, con mucha mano izquierda, ganas e ilusión. Y olvidate de… “la comodidad”.

“El mejor premio, hoy por hoy, es conseguir más trabajo. Las placas y los aplausos también gustan, pero ahora mismo no tiene mucho sentido”. Más en
www.activasur.com


Diseñando un futuro

Un día enciendes el ordenador y jugueteas con el “photoshop”. Al día siguiente te das cuenta de lo bien que te lo pasas. Luego descubres que hay muchos más programas como ese, que no se te da mal y que tus diseños le gustan a la gente. Un día te das cuenta de que te gusta diseñar, de que se te da bien y de que quieres saber más. Un día, uno muy especial, decides vivir de lo que más te gusta y creas tu propia empresa de diseño: “La Factoria Digital”.

Beatriz Moreno, 32 años, es una aficionada al cine, la lectura, la música y los cómics. Entre las últimas películas que ha visto destaca “El laberinto del Fauno”; es idealista, constante y capaz de hacer muchas cosas al mismo tiempo y “hasta que no las acabo no me quedo tranquila”, asegura. Aunque hizo un módulo de Formación Profesional de Administrativo y varios cursos de marketing, empezó en el diseño de manera autodidacta, “por vocación”. “Luego –comenta-, al ver que se me daba bien, decidí hacer cursillos específicos donde mejoré mis habilidades”.

“Mi primer gran cliente –cuenta Beatriz- fue el club Afrodisia, una discoteca de Granada”. Aquella página web triunfó en los círculos del mundo del diseño y llegó a ser destacada en publicaciones como el “EP3” del País o en “Mundo Sonoro”, donde la web obtuvo muy buenas puntuaciones, gracias a lo que LFD comenzó a tener más clientes. “No sólo me dedico al diseño de páginas webs, también hago cartelería, diseño de cedes (tanto carátulas como interior) y ofrezco un servicio integral en el tema de Internet: servidores, alojamiento web y mantenimiento”. Por otro lado, hace hincapié en el hecho de que siempre procura escuchar al cliente para darle un trato personalizado “huyendo de los diseños preestablecidos que otras empresas usan; la Factoría es siempre original”. Además, a fecha de hoy, “ninguno de nuestros clientes se ha ido, de hecho los 15 con los que empecé continúan conmigo”. Estas son algunos de sus mejores diseños webs:

Para Bea decir que la empresa es tarea de hombres le parece algo “absurdo”, ya que cree que “la mujer cada vez va adquiriendo más importancia en la sociedad, y lo demostramos cada día”. Admite que existe “muy poco” tiempo de ocio, aunque “gracias a Internet y a las Nuevas Tecnologías se me ha posibilitado tener mi propio despacho dentro de casa; por ejemplo, trabajé para un sello discográfico de Barcelona y no he tenido que desplazarme”. Pero el hecho de tener poco tiempo no le hace dudar de su juventud: “uno es joven hasta que se muere, eso va por dentro”.

“Con respecto a las ayudas que he recibido no me puedo quejar –explica Bea-: en el momento que me di de alta, consulté con mi asesor y me dijo que podía pedir una ayuda a la junta por ser mujer, empresaria y constituir empresa. En dos meses tenía 6.000 euros en la cuenta que emplee en la compra de ordenadores, impresoras, servidores y todo tipo de material”.

Lo mejor de mi experiencia como empresario… “la satisfacción del trabajo bien hecho”.

Lo peor de mi experiencia como empresario… “lidiar con algunos clientes que no saben lo que quieren pero no te dejan que les aconsejes y los malos ratos que te llevas, como trabajos que nunca te llegan a pagar”.

Si vas a ser empresario no dejes de ser… “constante, perseverante y no pierdas la motivación. No dejes de formarte y sigue aprendiendo siempre”. Y olvídate de… “la inseguridad, no se puede estar inseguro. He visto cosas de diseño gráfico que se supone son grandiosas y me han dejado muy fría”.

“El mejor premio es poder seguir trabajando todos los días y vivir de esto, de lo que me gusta”. Más en: www.lafactoriadigital.com Inteligencia Artificial a lo nazarí

A veces, al ver una película y ver como un ordenador habla con el protagonista, nos llevamos las manos a la cabeza y nos preguntamos “¿será eso posible algún día?”. Entonces, aparece IACTIVE, una empresa situada en Granada –no en EE. UU-, en el Parque Tecnológico, que se dedica al “desarrollo de software basado en técnicas de Inteligencia Artificial para la automatización y optimización de tareas”. Algo que suena abstracto, pero que para Francisco Palao, 25 años, uno de los socios y creadores de la empresa, es algo habitual en su día a día.

Francisco es licenciado en Ingeniería Informática con los estudios de doctorado terminados. Le gusta mucho la montaña y el deporte, sobretodo la natación y el waterpolo, que practica a diario. Se define como una persona activa, abierta, sincera y muy inquieta; respetuoso y tolerante. Su entrada en el mundo empresarial comenzó en tercero de carrera cuando él y varios colegas formaron AQUARIUM software, empresa con la que crearon un famoso portal de contactos personales (buscaamigos.com); “llegamos a tener más de 20.000 usuarios, pero su mantenimiento era costoso y no podíamos competir con otras del sector”, comenta Francisco.

Sin embargo, fue también con un grupo de investigación con el que trabajaba en la UGR donde comenzó IACTIVE. “Desarrollamos un programa para la extinción de incendios forestales mediante prácticas de inteligencia artificial y ese fue el detonante que nos animó a pasarnos al mundo privado”. “En definitiva –explica Francisco- lo que hacemos en IACTIVE es crear ventajas competitivas dentro de las empresas para mejorar sus servicios, darle rapidez y facilitar los procesos. Por ejemplo, si se detecta un incendio forestal nuestro programa genera de forma automática un plan de ataque contra el incendio: dice lo que hay que hacer y optimiza el uso de recursos, desde el combustible hasta el tiempo de las personas. El plan se va desarrollando y controlando, y el sistema envía a las pdas de los encargados las órdenes. Si algo va mal, la máquina replantea el plan y vuelve a mandar órdenes… Un técnico tarda una hora en crear un plan para 24 horas. El programa 7 segundos”. Pero no sólo aplican su tecnología para eso, también usan su software en turismo electrónico, formación y sectores sanitarios.

“Nuestra misión es transferir el conocimiento gestado en la Universidad hacia la empresa privada. Todos los avances los incorporamos y le damos salida empresarial”, comenta Francisco. “Aunque contamos con una barrera de entrada –sigue-, la gente no está familiarizada con las nuevas tecnologías, por eso procuramos siempre hacer programas fáciles y accesibles para todos, sea cual sea su educación”.

Para Francisco la Juventud está en la mente; considera que el tiempo de ocio es importante, de hecho, “todos los días a las 9 de la noche voy a la piscina, si no fuera por el deporte no podría seguir adelante. Ese ocio se convierte en obligación y si no lo haces, malo”. Por otro lado, admite que está “enamorado” de su negocio y eso hace que le cueste llevar su vida social adelante.

Lo mejor de mi experiencia como empresario… “sentir que creas algo útil para la sociedad, que creas trabajo y que es en Granada, donde siempre se ha dicho que no hay empresas interesantes”.

Lo peor de mi experiencia como empresario…”la falta de tiempo para otras cosas y el estrés y la ansiedad que genera a veces”. Si vas a ser empresario no dejes de ser… “optimista, lleno de energías y sentido común”. Y olvídate de… “la estabilidad, no te relajes, no te quedes dormido, hay que innovar siempre. No seas introvertido y trabaja”.

“El mejor premio es que los objetivos se cumplan… aunque el premio real te lo da el mercado”. Más en www.iactive.es

1 comentarios:

ruixi18 dijo...

ola muy bonitas las istorias.
yo tambien soy animadora socio cultural y me gustaria trabajar de eso pero no se donde me podeis ayudar soy de la zona norte de granada. telefono:958972937

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...