5 feb. 2007

Uno de cada cuatro alumnos de ESO tiene miedo a ir a clase

Uno de cada cuatro alumnos de ESO tiene miedo a ir a clase

La noticia original aqui

El 0,6% de ellos lo sufre a diario por la actitud de los compañeros y por las obligaciones escolares.
Unos 97.000 estudiantes pegan alguna vez a 72.000 compañeros.
El 20% de los inmigrantes asegura ser ignorado por sus compañeros.
Son los datos del informe sobre violencia escolar elaborado por el Defensor del Pueblo en colaboración con Unicef.



El 23,6% de los estudiantes de ESO asegura que siente miedo de ir al centro escolar: el 21,3% alguna vez, el 1,7 % a menudo y el 0,6% a diario, principalmente a causa de las obligaciones escolares (12,3%) y por la actitud de uno o varios compañeros (10,09).

Son datos del informe de 2006 "Violencia Escolar: el maltrato escolar entre iguales en la Secundaria Obligatoria", elaborado por el Defensor del Pueblo en colaboración con Unicef, que compara otro de 1999, con 3.000 alumnos encuestados y 300 jefes de estudios de otros tantos centros de todo el país.

Casi 100.000 alumnos de ESO pegan alguna vez a sus compañeros
En conferencia de prensa, el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, dijo que la incidencia del maltrato ha "mejorado" en "términos generales", sobre todo en las agresiones más frecuentes y menos graves, ya que el maltrato verbal (insultos y motes) se reduce en más de un 30%.

No obstante, unos 97.000 alumnos de ESO (de 13 a 16 años) pegan alguna vez a 72.000 compañeros y uno de cada tres alumnos sufre violencia verbal.

El estudio indica que un 3,9% de los alumnos de Educación Secundaria sufre agresiones físicas directas frente al 4,8% de 1999 y un 6,4% recibe amenazas para meter miedo, mientras tres de cada cuatro profesores son insultados por los estudiantes.

Otros datos del informe son:

En el caso del miedo diario a las clases, el motivo principal son los compañeros (84,2%).

Más de la mitad de los escolares declara que hay "bandas de alumnos" que se meten con compañeros a veces (43,1%) o "frecuentemente" (11,2%) y un 28 % dice que ha visto enfrentamientos entre grupos.

Según las víctimas, los insultos bajan del 39 al 27%; los motes ofensivos, del 38 al 27%; ignorar a otro, del 14,2 al 9,5%; esconder cosas a un compañero, del 22 al 16%; el acoso sexual, del 2 al 0,7 %; y amenazar para atemorizar se coloca en un 9,8%.

Entre los inmigrantes (se pregunta por vez primera por el origen) el 20% (el doble que los españoles) aseguran que son ignorados por los compañeros; y el 1,9% son amenazados con armas como palos y navajas (0,4% entre los españoles). Estos alumnos son más víctimas que agresores.

Los chicos son más agresores que sus compañeras.

En un 14% de los centros hay profesores agredidos por los alumnos.

En un 40% de los centros escolares de secundaria hay intimidaciones con amenazas de alumnos a profesores.

En un 53% hay estudiantes que destrozan los enseres de algún profesor.

En un 35% hay alumnos que roban a los profesores.

Un 13% se sienten desatendidos

A la hora de señalar las ayudas que reciben las víctimas de violencia escolar, un 13% asegura que nadie les ayuda, (16,7 % en 1999) proporción que aumenta en las agresiones más graves.

También aumenta, quienes lo comunican al profesorado (del 8,9 al 14,2%) y aquellos que reciben ayuda de algún docente (del 11 al 15%).

El 10% de las víctimas no comunica a nadie su situación en el colegio

De igual modo, crecen del 43,7 al 48,7% los alumnos testigos que quieren cortar un maltrato cuando se trata de un amigo y los que informan a un adulto (de 9,1 al 12,5%).

Sin embargo, un 10% de las víctimas callan y no comunican a nadie su situación en el colegio.

Por su parte, más de dos tercios de los agresores dicen que quienes observan los malos tratos permanecen notablemente pasivos o animan (25%).

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...