16 jun. 2007

La narración oral motiva la lectura en los niños

La narración oral motiva la lectura en los niños


Una de las actividades que más favorece e influye en el enriquecimiento intelectual y cultural de una persona es la lectura. A través de ella es posible adentrarse en un variado universo de conocimiento, que permite sentar las bases necesarias para el desarrollo individual y profesional.

Por eso, como parte de las actividades del Plan Nacional del Año del Libro y la Lectura, y con el propósito de incentivar el hábito de leer, en niños, niñas y adolescentes, la Secretaría de Estado de Cultura, a través de la Dirección Infantil y Juvenil, imparte un taller de Narración Oral a cargo de la narradora y promotora cubana Mayra Navarro.

Según Navarro, la narración oral es una de las mejores formas de interesar a los niños en la lectura. Resulta ser muy efectiva debido a que es un recurso que además de cultivar la imaginación, colma a todos los que se involucran de una gran sensibilidad con todo el despliegue escénico con el que se cuentan las historias.

“Como este es el año del Libro y la Lectura en la República Dominicana, las autoridades de la Secretaría de Cultura pensaron que era oportuno que se impartiera un taller de narración oral, que tocara con un poco más de profundidad los aspectos de la promoción y animación de la lectura”, expresa.

El taller que se imparte desde el pasado 11 de junio y que concluirá mañana 17, consiste en un curso teórico práctico en el que se desarrollan dinámicas que tienen que ver con la promoción de la lectura, el trabajo del animador y cómo éste debe presentarse y prepararse para poder tener medios que los ayuden a llegar de una manera lúdica a los niños.

Y es que es bien sabido que la ley del juego prima en las etapas del desarrollo de los niños. De tal forma, que abordar temas relacionados con la preparación del animador sociocultural y el animador que se dedica a la promoción de la lectura como narrador de cuento. Es una iniciativa que aporta bastante en esta labor.

La narradora explica, que los que se dedican a la narración oral no necesitan de ningún tipo de recurso externo o material. Lo que impera es que estén bien entrenados en cuanto a la voz, la palabra, los gestos y la relación intensa que logre establecer con el público al que se dirige.

Dice que la narración oral es conocida como el arte de la palabra viva. Una palabra es más que la palabra impresa, la palabra escrita o la palabra en la literatura. Esa palabra, al pasar por los procesos del arte de contar cuento, se torna en una palabra que está viva, inmersa en todas las relaciones que se establecen con el público.

“En esta ocasión estamos enseñando todas estas técnicas con talleres que están dirigidos a personas que trabajan con niños, a partir del criterio de que el trabajo con infantes es una especialidad. Creo que nada debe imponerse si no se llega por la vía placentera del disfrute de la lectura. Tenemos que tratar que esa iniciación en la lectura, desde las primeras edades sea una iniciación grata que en vez de alejar al niño lo acerque cada vez más”, enfatiza.

Mayra Navarro agrega que lo bueno de la narración es que antes de que los niños adquieran el hábito de leer, puedan disfrutar del arte de contar cuentos; que es una proximidad a la literatura de alguna manera, a través de la palabra del narrador y, de esta forma se les atrae tempranamente a la lectura y sus consecuentes beneficios.

Acerca de las actividades que se deben implementar para motivar el gusto por la lectura, la narradora de cuentos sugiere que se convoquen a espacios de animación sociocultural, donde se presenten libros, que cuenten historias, se promuevan acciones participativas, en las que no sean solo espectadores. También las bibliotecas, pueden tener espacios radiales y televisivos que promulguen lo que se está haciendo.

Es importante destacar que ese tipo de actividades no deben estar dirigidas con palabras que sean rebuscadas, sino más bien que la persona sienta que es un espacio donde puede encontrar un diálogo abierto, claro y preciso.

Otra de las maneras que Navarro recomienda para contagiar la lectura, es el ejemplo. En ese sentido, dice que la escuela debe ser la primera institución cultural de las comunidades donde los maestros, que son el vínculo más directo con el niño y la familia, tienen que conocer de estas técnicas de juegos literarios que conduzcan al enriquecimiento del vocabulario y la necesidad de leer y de saber.

“La narración oral además de que es un arte en sí misma puede tomarse como un instrumento de la educación”, concluye.

Otras actividades

Navarro estará compartirá hoy a las 4:00 de la tarde con los niños del programa Jugando a Leer. También, el martes 19 se realizará un encuentro que contará con la presencia de promotores de lectura de la Dirección General del Libro de Cultura.

Perfil

Mayra Navarro es graduada del Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona” (1969), La Habana, Cuba. Master en Educación por el Arte y Animación Sociocultural (1998). Tuvo a su cargo La hora del cuento en el Departamento Juvenil de la Biblioteca Nacional José Martí durante 15 años. Su actividad ha estado dirigida fundamentalmente a los niños.

Ha impartido numerosos talleres, conferencias y clases magistrales en Argentina, Colombia, Cuba, España, Guatemala, México y Venezuela, sobre el arte de narrar cuentos de viva voz. Ha participado en festivales iberoamericanos de narración oral escénica y en numerosas muestras y eventos internacionales en los países mencionados.

Actualmente trabaja como especialista del Grupo de Desarrollo Sociocultural del Ministerio de Cultura, en el cual tiene a su cargo el programa de Promoción de la Lectura. Es delegada especial en Cuba de la Cátedra Iberoamericana Itinerante de N. O. E. y Profesora Titular Adjunta del Instituto Superior de Arte, Universidad de las Artes de Cuba.

Como reconocimiento a su labor, ha merecido las siguientes distinciones: Premio Brocal de N. O. E. (Cuba, 1989); Diploma Centenario de la Edad de Oro (Cuba, 1989); Premio Iberoamericano Chamán 1990, que otorga la Cátedra Iberoamericana de N. O. E.; Premio nacional Cuentería (1992); Premio de N. O. E. Cuchillo Canario (España, 1994); Placa XXX Aniversario de la Fundación del Instituto Superior Pedagógico E. J. Varona (1994); Distinción por la Cultura Nacional, otorgada a personalidades relevantes de la cultura cubana.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...