11 dic. 2007

No son siquiera 'mileuristas, Hablando de los trabajadores de la intervención social Animadores socioculturales integradores sociales Educadores socia

No son siquiera 'mileuristas

El 80% de trabajadores de empresas y ONG de servicios sociales están contratados en precario, según los sindicatos. Hoy van a la huelga La Animación sociocultural, la Integración social, la Educación social son sectores desfavorecidos en el mundo laboral.


Alrededor de 15.000 empleados que trabajan con mujeres maltratadas, indigentes o inmigrantes en la región (lo que se denomina el sector "de intervención social") están convocados hoy a la huelga. CC OO y UGT, los dos sindicatos mayoritarios en esta área, denunciaron ayer la precariedad, el encadenamiento de contratos y los bajos salarios de "centenares de empresas y ONG", según CC OO, que no respetan el nuevo convenio firmado en septiembre.




Son empresas o asociaciones humanitarias contratadas por la Comunidad y los ayuntamientos, desde "asociaciones de barrio a grandes entidades", denunciaba ayer Berta Luján, la responsable del área de CC OO. "El 80% de los trabajadores tienen contrato por obra y servicio, no son siquiera mileuristas", añade.

"Cáritas, Intermón o ACCEM son algunas de las organizaciones que se resisten a cumplir el que en septiembre se convirtió en el primer convenio colectivo del sector", explicaba ayer Julio Novillo, representante de Comisiones Obreras.

M. S. F. responde al perfil de los trabajadores de este sector: mujer, joven y cualificada. Es abogada y tiene 37 años, pero ha trabajado durante casi tres en la Asociación Comunicación Católica Española de Migraciones (ACCEM), y antes lo hizo en la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). M. S. F. comenzó ganando 600 euros por asesorar a los inmigrantes que querían acogerse al proceso de regulación en 2005. Y terminó ganando el doble cuando ya viajaba por Europa y daba conferencias.

"Después de cuatro contratos, y ante el secretismo y el miedo a preguntar cualquier cosa que me ayudase a aclarar mis competencias, optamos por sindicarnos, y eso fue mi ruina. Dejaron de encargarme asuntos y me ocultaron información hasta que encontraron una excusa para despedirme", asegura M. S. F., que ha denunciado su caso en los tribunales.

En ACCEM reconocen que de sus 129 empleados, sólo 26 son indefinidos, "pero se compensa la temporalidad con las vacaciones de un mes y medio", dice un portavoz.

En Intermón aseguran que 31 de sus 36 empleados en Madrid tienen contrato indefinido, con su propio convenio. En Cáritas muestran toda clase de reticencias a dar datos sobre la situación laboral de sus 110 trabajadores y se limitan a decir: "Tenemos un convenio propio mejor que los otros".

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...