2 sept. 2008

TEORIA ANIMACION CULTURAL (I)

EL ANIMADOR SOCIOCULTURAL: PERFIL PERSONAL Y PROFESIONAL

EL ANIMADOR SOCIOCULTURAL

Es una figura reconocida en Europa y América desde que en los 60 la sociedad tomó conciencia de la importancia adquirida por la educación no formal.

¿Quién es el animador sociocultural?

Es un agente social de apoyo que estimula la iniciativa grupal.
Conecta a los individuos con su ambiente, provocando actividades de investigación, análisis, reflexión y organización social.
Es una persona con sensibilidad hacia los problemas sociales.
Es un técnico social que trata de relacionar a los individuos en su ambiente
Es un profesional que se implica en establecer contactos humanos.
Es un mediador social que contribuye a solucionar los problemas comunitarios.

El animador como educador

Busca en todo momento la relación personal y la educación en el cambio de actitudes y valores, estimulando para la acción y sacando del aislamiento a las personas. Desarrolla e impulsa el proceso de mejora de la persona donando su ser, saber y hacer. Tiene en cuenta los intereses, valores, formas de pensar y posibilidades de las personas a las que guía y ayuda. Por tanto, reúne todas las características para ser considerado educador.

El animador como agente social

La labor del animador consiste en implicar a los grupos hacia la acción conjunta, otorgando sentido a la Animación Sociocultural. Esta implicación social le convierte en agente social, al ser capaz de impulsar actitudes comunitarias, valorar y actuar sobre la realidad para transformarla.

El animador y la mediación social

La mediación social como metodología de intervención en los distintos ámbitos de la Animación Sociocultural introduce la posibilidad de actuar dando prioridad a la comunicación y las relaciones sociales, resultando muy útil para avanzar en el terreno de la mejora personal y social.

La Animación Sociocultural, tradicionalmente reivindicadora y protectora de los más desfavorecidos, se integra en la promoción y estímulo de las poblaciones y recursos, abandonando en gran medida su tinte de acción marginal e incorporando nuevas tecnologías de intervención e ideologías próximas a la realidad social, que consideran las capacidades y recursos de las personas.

La mediación facilita a las personas los medios necesarios para que puedan resolver por sí mismas sus dificultades con la ayuda de un mediador, que non debe sentirse responsable de una situación que no le compete. Así, el animador desempeña el papel de árbitro y, ante todo, devuelve el protagonismo a las personas. Su misión es observar y comprender las características y capacidades que influyen en la situación de conflicto y trabajar junto con las personas implicadas en un proceso donde ellas se sientan protagonistas. Para ello, hay que facilitar la comunicación entre las personas, ayudar a reflexionar sobre su responsabilidad, protagonismo y capacitación, potenciar la toma de acuerdos y el interés común y mostrar recursos.

1 comentarios:

Paquita Dinamita dijo...

¡Buenísimo el post, bueno, y el blog!

¡Saludos socioculturales! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...