4 sept. 2008

TEORIA ANIMACION CULTURAL (III)

Estilos con los que el animador ejerce su profesión

Animador autoritario: no admite sugerencias ni iniciativas. El grupo va a donde él quiere ir y cree que su postura es la mejor; con actuaciones despóticas, paternalistas y maniobreras.

Animador permisivo: no cree en las normas, piensa que las acciones y los proyectos surgen espontáneamente, produciendo desorientación y confusión. Demagógico, bonachón e indiferente.

Animador democrático: cuenta con la colaboración de los miembros del grupo, confía en el mismo y tiene fe en conseguir los objetivos propuestos. Es el ideal de animador.


PERFILES DE LA PROFESIÓN DE ANIMADOR


Según el ámbito geográfico

- rural
- urbano
- suburbial


Según la amplitud de la acción

- generalista
- específico


Según el campo de acción

- de personas en situación de exclusión / marginación
- de escuelas
- mixto
- juvenil
- tercera edad
- adultos


Según la entidad con la que trabaja

- de entidad pública
- de entidad privada


Según la colectividad con la que trabaja

- especialista
- social


Según el estatus

- remunerado
- voluntario


Animador de grupos en situación de riesgo / Exclusion / marginación

Es uno de los que más puestos de trabajo proporciona. Puede ayudar a no aceptar la pérdida de dignidad, de valores, de la cultura que les corresponde y a utilizar los recursos disponibles. Las funciones que realizan generalmente son: relaciones intragrupo, estimular y motivar y coordinación.


Animador de tercera edad

Muchas personas no tienen ni la preparación cultural, ni el nivel económico suficiente para afrontar esta etapa, cayendo en la depresión y el desánimo. Es necesario un animador que estimule y motive, promueva relaciones intragrupo y haga promoción.


Animador Rural

El progreso industrial y las nuevas tecnologías han provocado en el campo cambios en la forma de trabajo y de vida, a los que hay que adaptarse. El animador tiene las funciones de: mejora de la vida cotidiana, coordinación, estimular y motivar, relaciones intragrupo y programación.

Animador urbano

La problemática de la ciudad ha creado necesidades de especialización en el animador. Sus funciones son: estimular y motivar, coordinar, relaciones intragrupo y programación.


Animador juvenil

En la juventud, las personas se insertan en la sociedad mediante la entrada al trabajo, la constitución de una familia propia y la participación cívica y política.

La prolongación de la escolaridad, la gran competencia profesional y la dificultad para encontrar el primer trabajo, entorpecen la entrada de los jóvenes en la sociedad, con lo que la animación es una herramienta de intervención que ayuda a resolver los problemas planteados.

Las funciones más frecuentes son: relaciones intragrupo, programación, estimular y motivar, organización y promoción-producción.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...