24 nov. 2008

Ayer Domingo 23 de Noviembre fue el Día Internacional de Personas Sin Techo

Celebración en Jerez del Día Internacional de Personas Sin Techo

Diversas organizaciones sociales han celebrado el "Día de los Sin Techo". Nos recuerdan que millones de personas de todo el mundo carecen de techo y hogar. Desde que los seres humanos habitamos nuestro planeta ha existido la pobreza y la miseria, lo que ha significado tener necesidades y sufrir la exclusión social. En nuestros tiempos, este fenómeno de marginación y exclusión pervive agravado por sucesos vitales estresantes propios de nuestra época: malos tratos, muertes sentidas, separaciones, adicciones, pérdida de vivienda, desempleo… Una serie de sucesos vitales que se visualizan aún más cuando van unidos a momentos de crisis mundial. Es, en definitiva, la cara amarga de la sociedad. Se equivocan quienes piensan que, en nuestro deber como gestores de servicios sociales, esta realidad nos coge a contrapié o inmersos en la autocomplacencia, nada más lejos de la realidad. Nuestra responsabilidad permanente en el tiempo, unas veces silenciosa y otras con una mayor repercusión social, surge de un decidido compromiso político, sustentado en un proyecto de gobierno serio y coherente. Quiero decir con esto que desde los servicios sociales municipales se viene trabajando de forma decidida con una red de servicios y recursos, algunos propios, y otros pertenecientes a entidades sociales públicas y privadas, lo que permite trabajar con las diferentes situaciones que viven estas personas.

El Comedor de El Salvador, Cáritas, Centro de Día Siloé, Cruz Roja, Centro de Tratamiento de Adicciones, Distrito Sanitario, Ceain.. y otros muchos, son recursos que complementan la labor de los servicios municipales, caso del Centro de Acogida e Inserción Social (Albergue Municipal). Digo esto, porque estos recursos no son ajenos al trabajo que realizamos, antes al contrario, todos y cada uno de ellos se coordinan a través de la Red de Integración Social de Jerez.


Se podrá afirmar que es posible hacer más por estas personas. Nadie lo pone en duda, la propia complejidad del fenómeno así lo exige. A las administraciones se nos demandan viviendas, posibilidades habitacionales (mayor número de plazas en centros de baja exigencia, alojamientos de emergencia, servicios de acogida y orientación…) y favorecer la creación de espacios autónomos (pisos tutelados, de acogida y seguimiento). Pienso, sinceramente, que nuestro Ayuntamiento no ha dado la espalda a estas demandas. Se ha creado (por primera vez) una comisión de adjudicación de viviendas sociales con criterios claros y transparentes; se ha apostado decididamente por la construcción de VPO en el nuevo Plan General; se están acondicionado dignamente las instalaciones del Albergue Municipal (programa ola de frío). Estamos convencidos, y trabajamos denodadamente para conseguirlo, que es necesario seguir avanzando para que los servicios se implementen con medidas eficaces que posibiliten la integración social de las Personas Sin Techo.

Paralelamente, y dada la complejidad de las situaciones que se producen en los procesos de exclusión, estamos obligados a cumplir escrupulosamente la legalidad: fundamental y aplicada. Todos/as debemos de ser conscientes de que en una sociedad de Derecho no todo vale. La libertad individual nos exige respetar la decisión tomada libre y voluntariamente, lo que nos obliga en muchos casos a mantener un difícil equilibrio entre lo "deseable" y lo "realizable".

Aún así y para otras situaciones que se producen, estamos trabajando en un protocolo de intervención de personas con problemas de tratamiento mental grave. Para ello, hemos mantenido reuniones con la Judicatura, Ministerio Fiscal, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y Dispositivos Sanitarios, para perfilar el procedimiento de actuación a activar en estos casos

Resulta evidente en una sociedad como la nuestra que, en ocasiones, la exclusión social es un recurso de bagaje político con eco mediático, donde no faltan, tampoco, los protagonismos. Si el compromiso social en estos casos es sólo recurrente, la víctima útil es la propia persona excluida. La sociedad en su conjunto necesita ser enriquecida en valores solidarios alejados de falsos sentimentalismos que poco o nada aportan a la intervención social con estas personas.

Ante esta conmemoración del Día de los Sin Techo, creo que todos/as estamos obligados a reflexionar y manifestar compromisos, pero debemos tener sumo cuidado en no utilizar la demagogia, el relativismo y la estrategia de confrontación con fines partidistas.

Los ciudadanos/as de Jerez, pueden estar plenamente convencidos, de que los servicios sociales municipales, con sus técnicos y medios disponibles, no van a cejar en su compromiso de afrontar y luchar para conseguir la integración social. Sin duda, cada vez harán falta más medios, más colaboración y coordinación con las organizaciones sociales. El Gobierno Municipal garantiza el compromiso político, a todas luces tantas veces expresado

Fuente Noticia

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...