6 nov. 2008

Libertad vigilada para Luis Serigio a un Centro de Menores Crimen de Ripollet una muestra de Violencia de Genero y menores

Libertad vigilada para Luis Serigio a un Centro de Menores Crimen de Ripollet una muestra de Violencia de Genero y menores

Maore, de 14 años, fue degollada y apaleada.
Grabó los besos que se dio con su presunto asesino, Sergio, de 15.
A él no le gustó que lo 'colgara' en Internet porque tenía novia.

María Dolores, más conocida como Maore, estaba enamorada de Sergio. Mucho. Pero éste no le correspondía. Iban a la misma clase, en segundo de la ESO en un instituto del municipio barcelonés de Ripollet.

Chateaban y últimamente, algo normal en chavales de 14 años, tonteaban. Unos besos entre ambos en un parque fueron la perdición de Maore. Esos besos fueron grabados en un móvil y la chica, para hacer público su amor hacia Sergio, ‘colgó’ el vídeo en Internet.

A Sergio no le sentó nada bien, ya que tenía novia y no quería que ésta se enterase. El viernes por la noche fue a casa de la chica a pedirle explicaciones, y lo que en un principio iba a ser una recriminación acabó en un brutal asesinato.

Degollada y apaleada

Esta es la reconstrucción que los Mossos han hecho del salvaje crimen de Maore, según fuentes policiales consultadas por 20 minutos. La joven fue hallada muerta en un descampado cercano a su casa el sábado por la mañana. Había sido degollada y tenía varios navajazos.

Su cara estaba deformada por los golpes provocados por una barra de hierro. Tanto, que en un principio al forense le costó calcular la edad de la chica. Lo que los Mossos están tratando de averiguar ahora es que pasó esa noche, después de que Sergio fuera a buscar a Maore a su casa.
Lo que está claro es que Sergio no fue sólo. Le acompañó su amigo Luis, también detenido.
Tenía una sorpresa

Sergio logró que Maore bajara porque le dijo que tenía una sorpresa. La joven bajó con la zapatillas de casa, asegurando a su familia que volvía en «cinco minutos». Maore vivía con su madre, su padrastro, su hermano mayor y su abuela.

Luis acusa a Sergio del crimen y asegura que él no participó, que la pareja discutió detrás de un camión y que sólo vio a Sergio volver ensangrentado. Por su parte, Sergio, que visitaba a un psicólogo, «un chico pendiente de su físico, que incluso se tiñó el pelo de rubio y que iba de ligón», acusa del crimen a una tercera persona.

Una vecina ha llegado a declarar que eran tres los jóvenes que vio esa noche en el portal de Maore: Sergio, Luis y un chaval de raza negra. Tras el crimen, Luis y Sergio fueron a jugar un partido el sábado por la mañana. Después se entregaron.

Libertad vigilada para Luis


La defensa del menor detenido como supuesto coautor del crimen, Luis, ha anunciado que pedirá que el juez revoque la orden de internamiento y la sustituya por la libertad vigilada, ya que el chico insiste en que él no fue el autor material del asesinato.

Luis defiende que cuando ocurrió el crimen, la noche del pasado viernes al sábado, se limitó a acompañar a su amigo y que fueron a buscar a la chica en su casa. Una vez que estuvieron los tres juntos, Sergio y Maore se pusieron detrás de un camión, donde el chico empezó a agredir a la joven sin que Luis pudiera ver lo que ocurría.

Sin embargo, al percatarse de los hechos, se acercó para intentar mediar con su amigo para evitar que la cosa fuera a mayores. No obstante, su compañero le amedrentó para que les dejara solos, ante lo que éste "se bloqueó" y ya no pudo hacer nada más, hasta que su amigo regresó ensangrentado.

Noticia publicada aqui

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...