10 mar. 2009

Teoria ASC Apuntes para TASOC LA ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL COMO TÉCNICA DE INTERVENCIÓN SOCIAL (II)

LA ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL COMO TÉCNICA DE INTERVENCIÓN SOCIAL

ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL Y TOXICÓMANOS

La forma de vida que llevan los toxicómanos no les permite alcanzar un grado elevado de madurez ni de desarrollo socioafectivo, por lo que necesitan desarrollar una mayor tolerancia a la frustración, autonomía afectiva y romper con el código de normas y valores que han dirigido su vida anterior. Los animadores socioculturales especializados en toxicomanías y drogadicción, deben ser capaces de propiciar y despertar en esta población un mayor autocontrol, el fomento de la responsabilidad y el descubrimiento de una forma de vida útil.

Como criterios metodológicos destacan la importancia del establecimiento de relaciones, asunción de responsabilidades, organización rigurosa del tiempo diario, vivencia en grupo, terapias y psicoterapias individuales, grupales y familiares.

Otro elemento a considerar es la prevención, por lo que es importante diseñar actividades alternativas a la escuela, de ocio y tiempo libre que contribuyan a prevenir futuros problemas de drogadicción y toxicomanías.

ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL EN CENTROS PENITENCIARIOS

Una de las formas de marginación y exclusión social es la delincuencia. El mundo de la cárcel es tremendamente complejo y problemático, se respira agresividad y violencia, la convivencia es tensa, el enfrentamiento entre bandas frecuente. El miedo hace que cada uno adopte las estrategias que le permitan ser respetados por los demás

La Dirección General de Instituciones Penitenciarias está realizando un gran esfuerzo en el terreno de la reinserción a través de la cultura. El 30% de la población reclusa es analfabeta, pero a medida que se eleva el nivel cultural de esta población, el camino de la rehabilitación y la reinserción resulta más realista. Deberían potenciarse más los talleres en las prisiones, ya que el aprendizaje de un oficio allí dentro, como elemento rehabilitador y profesionalizador, podría transformarse en un cauce para reinserción social y laboral.

Desde la Animación Sociocultural se propone: contribuir al desarrollo personal de los internos, cambiando el concepto de “prisión igual a castigo” por el de reeducación; potenciar la autoestima y el autoconocimiento, siempre partiendo de un análisis previo de la realidad. Todo serviría para mejorar la convivencia, realizarse personalmente e interesarse por las cosas positivas que les rodean. A través de una correcta planificación, la Animación Sociocultural debería suponer la transformación radical del tiempo penitenciario y postpenitenciario.

Es una tarea educativa y de seguimiento personal en la que debería estar implicado todo el colectivo de la prisión. El seguimiento y la ayuda personal pueden contribuir a que se integren en la sociedad y el mundo laboral sin problemas. El desarrollo de actividades de ocio, deportivas y culturales contribuyen a reforzar los hábitos y valores propios de la Animación Sociocultural.

El animador:
 Ha de saber utilizar todos los medios técnicos y humanos disponibles para promover el respeto a la justicia, la reeducación humana y la reinserción social.
 Adquirir información sería y rigurosa sobre la materia con que se va a trabajar.
 Desdramatizar los problemas y ayudar a buscar soluciones y alternativas positivas.
 Orientar sobre recursos y estrategias a adoptar.
 Promover actividades de participación que pongan de relieve las motivaciones personales.
 Proporcionar calor humano, acogida y comprensión, escuchar los problemas.
 Establecer relación profesional con asistentes sociales y familias.
 Organizar charlas y coloquios.
 Educarles en la responsabilidad de sí mismos, en la valoración del otro y en la cooperación.
 Enseñar a no dejarse manipular por la publicidad y los medios de comunicación.
 Animarles a elaborar su proyecto de vida, aprendiendo a valorar las cosas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...