26 oct. 2011

Desenfocada. Un corto completisimo para trabajar todos los tipos de Violencia de Genero. Recursos para TASOC y TISOC

"Quisiera que este corto fuera capaz de cambiar situaciones en algunas parejas que viven este tipo de problemas en silencio. Porque no son solo mujeres las que lo sufren, sino también hombres. En este problema, no solo la mujer es víctima, también lo es el hombre. En el maltrato psicológico, tanto el hombre como la mujer pueden ser el oprimido o el opresor" Miguel A. Furnier


Cogemos este texto prestado para que os animeis a ver este duro cortometraje, que nos muestra todos y cada uno, desde el mas sutil, hasta el mas duro, de los tipos de Violencia de Genero 



Siempre he defendido la importancia de los cortometrajes. No sólo por ser cine de verdad y por ser también la mejor escuela para técnicos y para actores, sino por ser, posiblemente, el último espacio de libertad que queda hoy en el mundo del audiovisual, un espacio en el que con pocos medios pueden hacerse grandes cosas y en el que, por eso, nuestro cine puede competir en igualdad de condiciones con cualquier otro. Un corto es una película, y un buen corto una buena película. Hoy quiero invitaros a ver DESENFOCADA, un corto excepcional hecho por Miguel A. Furnier, un chaval de mirada honesta y soñadora que no puede permanecer impasible ante lo que está ocurriendo a su alrededor. Por eso cogió su cámara y rodó DESENFOCADAS, un corto necesario e imprescindible por lo que cuenta, por cómo lo cuenta y, sobre todo, por para qué lo cuenta. Creo que debería ser de visión obligatoria en todos los Institutos y Universidades y, desde luego, de pase obligado en prime time en las principales cadenas de televisión, porque un corto como éste puede hacer mucho más que cualquier campaña publicitaria para combatir la violencia de género y el maltrato.
Me gustaría dedicarte esta entrada y la visión de DESENFOCADA a tí, que callas y niegas lo que ves porque eso no te puede estar pasando a tí; a tí, que lloras en silencio mientras el miedo te parte el alma; a tí, que hablas del maltratato como si sólo le pasara a las demás; a tí, que “pondrías la mano en el fuego” por él; a tí, que lo que has puesto en el fuego es tu vida entera, aunque no lo quieras reconocer; a tí, que creíste un día que podías ser feliz; a tí, que lo dejaste todo por él para serlo; a tí, que siempre le disculpas cuando alguien te defiende; a tí, que no quieres ver la realidad; y a tí, que la ves y no sabes cómo cambiarla; a tí, que te crees culpable de lo que sucede; y a tí, que sabes que el único culpable es él; a tí, que intentas que tus hijos no te vean llorar; y a tí, que ya no sabes cómo consolarles para que no lloren más; a tí, mujer anónima y silenciada, que crees que tu marido sólo te pega “lo normal”; y a tí, ignorante adolescente, que confundes agresión con pasión y celos con amor; a tí, que nunca te importó que él tomara todas las decisiones, que llevara las cuentas y siempre tuviera el mando del televisor; y a tí, que sabes que siempre se equivocó, que te engañó y se quedó con lo mejor, y que te hizo creer que el cine sólo son películas de tiros y los deportes las noticias; a tí, que siempre supiste que hay un teléfono donde te pueden ayudar; y a tí, que jamás te atreviste a usarlo;  a tí, que te sientes sola y crees que a nadie más le pasa esto; y a tí, que sí sabes a quien recurrir para parar todo esto, pero no lo haces porque el pánico te bloquea;  a tí, a todas esas tús que hay en el mundo, y a todos esos él que se esconden en el anonimato de las paredes de una casa que han convertido en prisión, esas paredes de ignorancia y violencia en las que, cada día, asesinan al amor y en las que, un día, asesinarán a su pareja por haber cometido el peor de los delitos que hoy puede cometer una mujer: no hacer lo que ellos quieren, como ellos lo quieren y cuando ellos lo quieren… y a todos esos nosotros que, dejándonos llevar por la costumbre, por lo que “siempre hemos visto” o por el cómodo y cobarde “mejor no meterse en las cosas de los demás”, callamos y miramos a otro lado cuando vemos a alguien faltar al respeto a su pareja, menospreciarla, insultarla, ignorarla públicamente, humillarla de palabra o de obra, reírse de ella, criticarla, culparla de su propia infelicidad, achacarle todos los males… 
A tod@s vosotr@s os pido que veáis “DESENFOCADA”, el espléndido corto de Miguel A. Furnier en el que, en un escalofriante plano secuencia de más de doce minutos, nos desgrana el origen de todo esto, la brutalidad y el sinsentido del que sólo tiene la fuerza, la agresividad y el egoísmo como valores en su vida. En este corto veréis que el maltrato, la violencia, la manipulación y el abuso no son necesariamente físicos; os sentiréis espectadores privilegiados que habéis invadido la intimidad de un hogar cualquiera, porque lo que se muestra en este corto puede pasar en un hogar cualquiera: en el del vecino de enfrente, en el de vuestro mejor amigo, o en el vuestro mismo…
En esta entrada he renunciado a poner música, porque la única música que puede acompañar al maltrato es la del silencio, pero no la del silencio cómplice que todo lo esconde, sino la del silencio que nos obliga a parar de una vez para pensar de verdad y en serio : ¿Qué puedo hacer yo para solucionar todo esto?. En DESENFOCADA tampoco hay música, porque la única música que podía acompañar este corto es el llanto de Ana, su protagonista.


DESENFOCADA se rodó en Madrid en Abril de 2009. Fueron necesarias tan sólo seis tomas. Sus dos protagonistas, Miriam Viñolas y Tomy Álvarez, nunca habían trabajado juntos antes, y nunca se habían enfrentado al reto de interpretar una escena como ésta en un plano secuencia. Miguel A. Furnier siempre supo, desde que escribió el guión, que rodar sin ninguna interrupción permitiría que los dos actores viviesen a fondo la situación y que nosotros, los silenciosos “voyeurs” que hemos invadido su intimidad, entendiéramos el sutil mecanismo de la violencia de género y el maltrato.
DESENFOCADA ha ganado muchos premios, pero el más importante es que ahora lo veas tú y que recapacites sobre todo lo que vas a ver en él, porque, no lo dudes, muchas de las cosas que vas a ver, por desgracia, te resultarán familiares, terriblemente familiares.


Fuente del Texto y base del articulo propiedad de sus autores 
desenfocada 2
AQUI PODEIS VERLA










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...