29 dic. 2011

La integración laboral responde a una obligación legal

LA INTEGRACION LABORAL RESPONDE A UNA OBLIGACION LEGAL


El 87,3 por ciento de las personas con discapacidad opina que su integración laboral responde a la obligación legal que conlleva la Ley de Integración Social del Minusválido (LISMI) --que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a contratar un porcentaje de empleados con discapacidad no inferior al 2 por ciento-- pero no a un compromiso verdadero del empresario.


Así, casi un 90 por ciento de los encuestados mira las empresas con cierta desconfianza frente a un 12,7 por ciento que defiende que la mentalidad abierta de las compañías y de la sociedad es la "responsable" de los adelantos vividos en su integración laboral, según se desprende de la encuesta ¿Qué tres deseos le pides al nuevo año?, realizada por la Fundación Adecco en España entre 750 personas con discapacidad.

Además, el 52,8 por ciento de las personas con discapacidad considera que este colectivo cada vez tiene más presencia en la vida social y laboral frente a un 37,5 por ciento que afirma que las personas con discapacidad no gozan de las mismas oportunidades que los demás y que están continuamente expuestas a la discriminación. Mientras, un 9,7 por ciento declara que las personas con discapacidad ya forman "parte activa" de la sociedad y que su integración definitiva es "cuestión de tiempo".

Respecto a las ayudas que son más necesarias para impulsar la integración laboral de las personas con discapacidad, los encuestados hacen alusión a las relacionadas con la sensibilización (53%), seguidas de ayudas económicas (40%) y las de accesibilidad (7%).

SATISFECHOS EN EL TRABAJO

Por otro lado, un 53,9 por ciento de los encuestados en paro opina que su discapacidad es la responsable de su situación de paro, o que al menos le perjudica, frente a un 46,1 por ciento que cree que la crisis afecta a todos por igual. En cualquier caso, a pesar de las dificultades que encuentran para acceder al mercado laboral, una vez contratadas, las personas con discapacidad tienen un índice de satisfacción laboral cercano el 70 por ciento.

Asimismo, la mitad de los encuestados piden para el nuevo año "normalización" para tener las mismas oportunidades que el resto de la población mientras que un 19 por ciento demanda al nuevo Gobierno que en 2012 los edificios estén adaptados para que las personas con movilidad reducida puedan llevar una vida normal. Además, piden al Ejecutivo que elimine del diccionario términos con connotaciones peyorativos como "minusválido", entre otras demandas.
(EuropaPress)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...