3 oct. 2012

Teoria para TASOC y TISOC El Analisis de la Realidad (I) Introducción

La formación es algo indispensable para los y las Tecnicos Superiores en Animación Sociocultural e Integración social. Hoy en el blog queremos daros una visión de lo que llamamos Analisis de la Realidad.



El analisis de la realidad es una de las 4 bases troncales del desarrollo de un proyecto. Sin un analisis de la Realidad que detecte necesidades los y las TASOC y TISOC  debemos procurar no actuar para no caer en un activismo sin unos objetivos marcados por el entorno que nos rodea.

Las otras 3 partes imprescindibles son Planificación (diseño del proyecto), ejecución y Evaluación.

Pues bien ahora mismo abordamos el Analisis de la Realidad.

Puede parecer paradójico pero en muchas ocasiones no prestamos la suficiente atención a nuestro entorno, a la realidad social que nos rodea y que, en última instancia, es la que tiene que condicionar e incluso determinar nuestras propuestas y nuestro modo de trabajar.

 Por ello, antes incluso que el estudio de viabilidad tenemos que hacer un análisis de la realidad. Su objetivo no es otro que determinar si nuestro proyecto es oportuno, es decir, si da respuesta a necesidades reales y si con él estamos enfocando bien los objetivos marcados.

 Conocer el entorno en el que trabajamos es imprescindible para el buen desarrollo de nuestro trabajo y para su eficacia.

 No es lo mismo actuar sobre un barrio marginal que sobre el conjunto de barrios de una ciudad, ni trabajar con el colectivo de personas mayores o con estudiantes de la universidad; pero es que el propio colectivo de personas mayores puede ser tan diverso y heterogéneo que no atinar bien con sus características o trabajar bajo tópicos o ideas preconcebidas puede dar al traste con el que creíamos era el mejor de los proyectos. 

Antes de dar el primer paso, es conveniente conocer los elementos que conforman nuestro entorno. Hemos de liberarnos de prejuicios, no confundir lo que sentimos y pensamos con lo que siente y piensa la gente que nos rodea y que forma el conjunto social; y sobre todo, debemos esforzarnos en distinguir la realidad objetiva -lo que es y ocurre-, de la realidad subjetiva, es decir, la percepción individual y personal sobre lo que acontece.

Sólo con una idea clara y lo más certera posible de la realidad podremos actuar sobre ella para transformarla. Pautas para analizar la realidad Para analizar la realidad hay que dedicar tiempo y hacerlo ordenadamente, con metodologías y técnicas adecuadas.

Si tenemos recursos suficientes se puede contar con la intervención de profesionales que nos hagan un estudio sociológico. Si los recursos son escasos, podemos recurrir a una serie de técnicas de análisis sencillas y manejables que, aplicadas con rigor, nos pueden dar una idea bastante cabal de lo que buscamos.

 Veamos a continuación los pasos necesarios para hacer un análisis de la realidad.

 1. Descripción del entorno Descripción exhaustiva de todo lo que hay. Si analizamos por ejemplo un barrio, tendremos que ver su población y sus características, los recursos que existen (instituciones, asociaciones, infraestructuras, comunicaciones...), su historia y su evolución, los programas o acciones que se están desarrollando, sus carencias, etc.

2. Percepción social existente Conocer la opinión de la gente y cuáles son sus valores, especialmente las personas destinatarias de nuestra acción y sobre aquello que queremos poner en marcha.

3. Análisis de la información La información recogida ha de ser analizada de manera que nos de a conocer cómo son las cosas, con una explicación coherente e identificando los elementos y las causas que provocan el que sea de esa manera y no de otra, gracias a la información obtenida.

4. Alternativas Elaboradas las conclusiones del análisis, el siguiente paso es identificar los aspectos sobre los que queremos intervenir para que una determinada situación cambie. Aunque en un primer momento es interesante expresar todo tipo de propuestas, después es necesario desechar las inviables y organizar el resto por prioridades. De esta fase surgirán las ideas para nuestros proyectos.

5. Acciones a desarrollar Una vez hemos seleccionado las ideas y las propuestas que queremos poner en marcha, estudiaremos con qué recursos contamos para llevarlas a cabo, esto es, ajustar lo que queremos con lo que podemos. Una vez decidido lo que podemos se trata de ver cómo lo vamos a hacer. Éste es el primer estadio para diseñar un proyecto.

Para ello puede estar bien servirnos del Modelo de las nueve cuestiones. que es uno de los propuestos por el blog para diseñar un proyecto y podeis encontrar en este enlace

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...