25 ene. 2017

MONOGRAFICO (Miercoles y II) MEDIDAS PARA PREVENIR EL BULLYING O EL ACOSO ESCOLAR

Vamos a exponer una herramienta que puede servir en centros educativos (los que aún no la tengan) para prevenir que posibles conflictos que estén abiertos, puedan derivar en lo que denominamos bullying o acoso escolar. Como ya sabemos a las víctimas de acoso escolar se les pueden originar a causa del bullying graves problemas, como pueden ser entre otros:


  • Falta de autoestima.
  • Desmotivación.
  • Depresión.
  • Problemas familiares.
  • E incluso, problemas bastante más serios como los que desgraciadamente escuchamos y vemos en los medios de comunicación.
Una de las medidas que puede facilitar en los centros la prevención de posibles casos de bullying, es ejecutando un buen Programa de Mediación. Este programa debe trabajar la mediación y la resolución de conflictos de forma eficiente, siendo para ello necesario formar a grandes mediadores y mediadoras.

¿Qué es la mediación?

Podemos decir que la mediación es un proceso de gestión de conflictos mediante el cual dos o más personas tienen un enfrentamiento y se reúnen para poder solucionar sus problemas con otras personas que ejercerán de mediadores y mediadoras en dicho conflicto.

Es cierto que ir a la mediación debería ser voluntario, pero este Plan de Mediación puede abrir vías para que los/las interesados/as de forma independiente puedan expresar su malestar a mediadores y mediadoras, o incluso otros compañeros/as que denuncien el conflicto.

¿Quién podría ejercer como mediador o mediadora?

Realmente cualquier persona del centro podría serlo: profesores/as, alumnos/as..., pero debe ser requisito una formación coherente y específica en la materia para poder ejercer en la mediación. Dicha formación podría ser ofrecida en el mismo centro escolar, ya sea en recreos, horas de tutorías..., que es ahí donde también podríamos llevar a cabo las distintas mediaciones.

Un ejemplo resumido de pasos que se podrían llevar a cabo en los centros son:

  1. Formación en ámbitos cognitivos y emocionales a los mediadores y mediadoras del centro, que serán personas voluntarias con ganas de ayudar a sus compañeros y compañeras.
  2. Dar visibilidad e información en el centro sobre este servicio al alumnado facilitándole en todo momento que puedan ponerse en contacto para la mediación.
  3. Analizar bien el conflicto con las personas implicadas y hacer todo lo posible para que este conflicto se pueda solucionar.
  4. Los propios mediadores/as con la formación obtenida podrán identificar posibles casos de acoso escolar y así denunciarlos en el centro educativo.
Si existe un conflicto donde la integridad de la persona corre peligro, o no se puede colaborar o ayudar en la resolución del mismo, se debe buscar la ayuda del profesorado, orientadores/as y/o junta directiva.

Aquí observamos un proceso simplificado de acción en centros educativos para poder prevenir casos de acoso escolar, pero debemos intentar abrir todos los cauces posibles donde los niños y niñas puedan expresarse libremente sobre los problemas que están teniendo, y también debemos fomentar todos los mecanismos necesarios en los centros educativos para poder detectar posibles casos de bullying o acoso escolar.


Artículo escrito por Enrique Javier Solís López.




0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...