2 mar. 2017

Cruz Roja acompaña a jóvenes en situación de riesgo social en su proceso de emancipación e Intervienen TISOC / TSIS



Una de las multiples funciones del Integrador social es poder desempeñar su profesión en actividades como la que este articulo contempla. Tanto en programas con jóvenes como con adultos, el TISOC / TSIS es el técnico junto con educadores sociales y trabajadores sociales universitarios que deben desarrollar estos proyectos formando unos equipos socioeducativos que pueden incluir al TASOC / TASOCT si añadimos la educación de estas personas a disfrutar de un ocio y tiempo libre sano y libre de valores negativos o fuera del ambito del consumismo.

"Al salir de la casa de acogida, sentí que era un desconocido. En la casa te dan oportunidades para hacer cosas, dentro de ella. Una vez en la calle la oportunidad te la tienes que buscar tú. Es pura supervivencia" es la reflexión de JH uno de los jóvenes del proyecto "Acompañamiento socio educativo a la inserción de jóvenes ex tutelados y/o en riesgo social, que lleva a cabo Cruz Roja en Castellón desde 2016.

Este programa de acompañamiento de Cruz Roja en Castellón presta apoyo, orienta y acompaña a estos jóvenes en el proceso hacia la emancipación con el objetivo de conseguir que sean personas autónomas.

De los 18 chicos y chicas, de entre 17 y 23 años, que participan en el proyecto, diez son mujeres, la mayoría son españoles pero los hay procedentes de otros países, como Rumanía, Marruecos, Argentina, etc. Y todos tienen una característica en común: la incerteza de qué hacer con sus vidas.
No obstante, a la pregunta de qué quieres conseguir en la vida, JH, uno de los participantes de este programa es tajante: "La felicidad. Encontrar un trabajo fijo, vivir en una casa y formar una familia"; algo tan sencillo como eso, es para ellos la felicidad. Lo que la gran mayoría nunca ha tenido.

De hecho, muchos proceden de familias desestructuradas o bien de extrema vulnerabilidad; Pocos cuentan con estudios y todos están vinculados a casas de acogida. Un lugar donde permanecer hasta los 18 años, pero que hay que abandonar al cumplir la mayoría de edad para enfrentarse solos a una realidad que en Castellón no ofrece recursos para ellos.

Hay que tener en cuenta que la media de edad de los jóvenes españoles que se emancipan está en 29 años, y ese proceso de emancipación se suele hacer de manera gradual, siempre vuelven algún día para comer, y/o para lavar la ropa, incluso si el proceso de emancipación no les va bien, siempre pueden volver con la familia. En el caso de éstos jóvenes les da vértigo dejar el centro, además hay
que sumarle el sentimiento de soledad que les invade.

En Cruz Roja, a través del programa "Acompañamiento Socio Educativo a la Inserción de Jóvenes Ex tutelados y/o Riesgo Social, que dio comienzo en 2016, se les presta apoyo, se les orienta y acompaña en este proceso de autonomía personal e incorporación social.

Alejandro Durán, técnico del proyecto, es integrador social y psicólogo y se ha convertido sin lugar a dudas en su referente. Para la mayoría de estos jóvenes es la única persona que han tenido como referente, les ha brindado su confianza y apuesta por ellos. Durán reconoce que son jóvenes especiales con aptitudes y personalidad de sobra para afrontar las dificultades de la vida. "Éstos chavales son auténticos supervivientes que les toca vivir una realidad injusta, se merecen salir adelante", señala el técnico del proyecto. En Cruz Roja les ofrecemos formación y talleres de hábitos saludables, de crecimiento personal, y sobretodo el acompañamiento en el proceso de emancipación en todos los ámbitos. El proyecto cuenta con un equipo de voluntarios que acompañan a estos jóvenes en las actividades cotidianas como gestiones administrativas, compras, solicitudes, trámites para estudios, etc. Estos acompañamientos que se realizan son físicos, por lo tanto se crea un vínculo real y directo entre el joven y el voluntario.

La oportunidad de participar en otros proyectos que ofrece Cruz Roja como actividades de Cruz Roja Juventud, temas de salud, medio ambiente y cooperación entre otros facilita el intercambio de información y la sociabilización. Los jóvenes del proyecto son conscientes de la realidad, llegan a Cruz Roja derivados de servicios sociales; su incorporación es voluntaria, pueden aceptar la oferta que se les da o rechazarla. En nuestro país existen unos 25.000 jóvenes ex tutelados. Llegan a la mayoría de edad y se preguntan: " Y ahora que..."

Ante esta pregunta, Cruz Roja apostó fuerte por ellos, y con fondos propios de la Institución y el apoyo de Bankia sigue adelante con este programa, empeñada en ofrecer una oportunidad a aquellos jóvenes que realmente tienen ganas de luchar por un futuro mejor.

Fuente de la noticia

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...