24 mar. 2017

Monográfico (Viernes y II) Dinamizar la biblioteca. Animar a leer.



En ocasiones, un TASOC / TASOCT o un TISOC / TSIS en su proyecto disponen de una biblioteca dentro de su lugar de trabajo, sin la colaboración de un bibliotecario. Ya sea un colegio, una oficina de información juvenil, un local de actividades para personas con discapacidad funcional, una biblioteca vecinal bueno en resumidas cuentas, cuentan con un espacio sea una habitación o todo un local como biblioteca, podemos realizar muchas y diversas actividades para que la población destinataria de la misma comience a usarla.

Aqui van nuestras propuestas.

Grabad las actividades de la biblioteca y pasadlas por la web

Aprovechad el potencial de las actividades que organicéis; grabad en formato digital una conferencia, la presentación de una novedad o el éxito de los cuenta-cuentos; publicad estos nuevos contenidos en la web (utilizad el Youtube (http://www.youtube.com/) si no tenéis espacio en los servidores). Así estaréis ofreciendo contenidos nuevos en vuestra web, en la del ayuntamiento, y en cualquier otra web local o portal informativo que esté interesado. Haceos visibles sin limitaciones geográficas.


Cada libro tiene su lector y cada lector tiene su libro: la exposición

Os proponemos una exposición fotográfica divertida para la biblioteca. Bajo el hilo argumental de Ranganathan y sus famosas segunda y tercera leyes, proponed a un grupo heterogéneo de usuarios que se fotografíen con su documento preferido, de manera individualizada. Recordad hacerles firmar una autorización para poder hacer un uso posterior de las imágenes. A continuación podéis crear una exposición física, audiovisual o virtual con escenas de los usuarios y sus documentos preferidos, además —por ejemplo— del porqué de la elección, o en qué basan la recomendación. Poned toda la imaginación y creatividad de vuestro equipo a trabajar, o pedid ayuda al colectivo de artistas locales. Si la exposición es física, tal vez podréis incluir el documento en el expositor. No descartéis utilizar estas imágenes después en los puntos de libro, en las campañas de promoción, en la web, etc. A todos nos gustan nuestros cinco minutos de gloria. y quizás vuestra biblioteca estará contribuyendo a satisfacer este deseo, a crear "comunidad" entre vecinos, y quién sabe si a fomentar intereses comunes entre los usuarios.


Anticipaos a la programación cinematográfica

Si la nueva película de Woody Allen se estrena en las próximas semanas, es hora de atacar con todas las fuerzas: la filmografía, los libros, las bandas sonoras, la crítica cinematográfica, los recursos de Internet, etc. Cread un itinerario recomendado para comprender a Woody. Demostrad porqué sois bibliotecarios: os anticipáis a las necesidades de los usuarios y el día del estreno tenéis una sección magnífica dedicada a uno de los cineastas de referencia. Lo mismo en el resto de estrenos cinematográficos. ¿O es la hora de revisar los clásicos? Un ciclo de charlas (sobre cine y gastronomía, cine y guerra civil, cine y trenes, etc.) es una buena idea. Completad estas acciones hablando con la gente del cine más cercano, y proponiendo un intercambio: promoción personalizada de la cartelera a cambio de entradas gratuitas para los usuarios. Tal vez podéis incorporar a la web esta cartelera, con comentarios de los usuarios, o pasar allí los tráileres. No olvidéis mantener al día la sección de audiovisuales de la biblioteca.

Relajaos con los Moviles

En España hay 43 millones de líneas de telefonía móvil contratadas.12 Podemos decir, grosso modo, que la mayoría de la población tiene móvil. La mayor parte de normativas (reales o imaginarias) de las bibliotecas prevén la prohibición de uso en las dependencias propias. ¿Por qué no nos planteamos contemplar la posibilidad que suenen los teléfonos en modo silencioso, la posibilidad de recibir y enviar SMS e incluso responder una llamada en determinados espacios de la biblioteca? ¿Qué diferencia existe con responder al compañero de mesa? Si dejamos de lado algunos tópicos cuestionables —como el del silencio total en las bibliotecas—, hemos de tener en cuenta la realidad de la sociedad. En todo caso, es admisible debatir sobre el hecho de que sea la biblioteca el último reducto del silencio; los pros y contras. Pero es una realidad que actualmente la gente se comunica por teléfono móvil.

Abrid por la noche

No tenéis excusa. Se acercan los exámenes de selectividad, las pruebas finales de junio o de septiembre. ¿Por qué no abrís la biblioteca 24 h? ¿O hasta las tres de la madrugada? ¿O hasta medianoche? ¿O el domingo? Para el problema de personal y de seguridad, podríais encontrar aliados entre voluntarios de la AMPA, profesorado de los centros escolares, etc., o universitarios si es el caso. No os costará hallar personas que consideren apasionante estar al frente de una biblioteca en horas misteriosas, supervisando el uso que se hace de ella. Excepcionalmente, podéis limitar el servicio de préstamo si nadie tiene conocimientos del lector de código de barras. Tenéis una repercusión mediática asegurada, y la percepción ciudadana sobre vuestro potencial será indiscutible. Dicho de otra forma, sed una alternativa al ocio juvenil nocturno rompiendo los esquemas de los horarios de la biblioteca. Tenéis proyectos de éxito que os pueden servir de referencia más allá del sector de las bibliotecas públicas, por ejemplo en la Universitat Pompeu Fabra10 o la Universitat de Barcelona11. Biblioteques de Barcelona mantiene abiertas en horario nocturno cuatro salas de estudio.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...