19 mar. 2007

Sobre los ataques en las aulas

Sobre los ataques en las aulas


He leído en el Diario Huelva Información del día 20-02-07 en la página 33 que la Junta descarta personarse como acusación particular en los casos de violencia hacia docentes. "La atención al profesorado se centrará en la asesoría jurídica y psicológica de las víctimas de las agresiones en el marco del decreto de convivencia escolar". Según la consejera de Educación, Cándida Martínez, "la Junta no actúa como acusación particular porque jurídicamente es complicado y conduce a equívocos".
Yo, ni soy profesor ni tengo hijos ya en edad académica. Pero me produce "de todo" saber de tantos y tantos casos de violencia en las aulas y conocer tantos profesores deseosos de cumplir la edad mínima para su jubilación pues no soportan ni al alumnado ni a los familiares de muchos de ellos por su comportamiento agresivo y peligroso.

Esta realidad no puede traer más que consecuencias nefastas para los hombres y mujeres del mañana por la falta de estímulo del profesorado.

La actitud de la Junta es incalificable. Es un caso más de la malignidad de los poderes públicos para con los funcionarios. A la clase política andaluza no le preocupa para nada la defensa del profesorado, que se vería muy reforzada sí no tuvieran estas actitudes tan alejadas de lo que se llama afrontar de lleno un problema.

Creo que los profesores andaluces deben rechazar la gratis asesoría jurídica y psicológica y exigir que se produzca la personación de la Junta como acusación particular, al menos cuando se esté atentando contra la integridad física de alumnos o profesores.

Una vez más asistimos a la urnítis política, "mieditis" y nuevos estallidos de permisividad que lejos de favorecer la libertad solo sirve para alimentar la maleza de una parte de la sociedad que está necesitada de intervenciones mas beligerantes en pro del orden y la buena convivencia ciudadana.

Esa parte de la sociedad a que me refiero no son ni consecuencia de la miseria -salvo en contados casos- ni de la desgracia. Son, en cierto modo, víctimas de la permisividad que el "aparato político" ha desatado por el buen resultado que le ha dado en las urnas. Está más que necesitada de mano dura, de que se practique la cultura del escarmiento, en pro de poder vivir más libremente en ese tan "cacareado" Estado del Bienestar.

Menos mal que un Diputado de Izquierda Unida llamado Ignacio García está en contra de la actitud de la Consejera que considera realmente insuficiente. De este modo no creo que me tachen de "facha" aquellos que no les convenga este artículo.

"Lo que sí parece importar mucho es la preservación del lince ibérico, por ser una especie en fase de extinción. ¿Tendremos alguna vez la suerte de que el gremio de políticos incompetentes se encuentren también en fase de extinción?".

Alfonso Martínez Chacón

Esta carta al director se encuentra aqui

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...