12 abr. 2007

Desde Malaga La prisión tratará de reinsertar cada año a más de cien maltratadores

La prisión tratará de reinsertar cada año a más de cien maltratadores

La cárcel ha incorporado un nuevo programa para rehabilitar a condenados



El centro penitenciario de Alhaurín de la Torre ha puesto en marcha un nuevo programa de reinserción para los procesados por malos tratos, según adelantó ayer el diputado socialista Miguel Ángel Heredia. La iniciativa se sumará a los tres planes que comenzaron a desarrollarse el año pasado en la cárcel, por lo que se podrá dar cobertura a un centenar de condenados al año, de los cuales dos tercios se renovarán cada diez semanas.

El director de la prisión, Antonio Guerrero, explicó ayer que la nueva propuesta se dirige a los reclusos, lo que la distingue de las anteriores, que se ocupan por imperativo judicial de aquellos casos en los que la condena aún no es firme. No obstante, el objetivo de todas ellas radica en la rehabilitación, especialmente relevante si se tiene en cuenta que la mayoría de los maltratadores apenas rebasa los 35 años y puede reincidir al recuperar la libertad. Una circunstancia que en Alhaurín se trata de burlar mediante la atención especializada, que corre a cargo de diferente profesionales, entre los que destaca un equipo de psicólogos versados en la materia.

El nuevo programa consiste en sesiones de terapia grupal, a las que preceden una serie de fases. La primera de ellas, se centra en la selección de los candidatos, que continúa con una serie de entrevistas individuales en las que se comunica la intención de la iniciativa. Posteriormente, una vez elegidos a los receptores, veinticinco a lo sumo, se inicia el trabajo, que culmina con la evaluación y el tratamiento propiamente dicho. Guerrero apunta que la duración de la actividad abarca aproximadamente un año, aunque en la actualidad se encuentra temporalmente suspendida por la enfermedad de dos de los psicólogos.

En cuanto a los planes que ya están en funcionamiento, el responsable de la prisión detalla que suelen prolongarse alrededor de diez semanas, en las cuales los funcionarios informan a las autoridades judiciales de la implicación y evolución de cada caso. Un trabajo que en los próximos años comenzará a arrojar sus primeros resultados, especialmente en lo que respecta al grado de reincidencia.

Guerrero señaló que la intención del centro es ofrecer estos cursos de manera interrumpida durante todo el año. Además, indicó que los planes destinados a condenados que no están en prisión incluyen la posibilidad de repetir convocatoria. "La mayoría prefiere asistir a ellos para evitar a ir a la cárcel", puntualizó el responsable de Alhaurín.

No obstante, la prisión está a la espera de la incorporación de dos nuevos psicólogos, lo que permitiría agilizar estos cursos y desarrollar otras propuestas.

Por su parte, Miguel Ángel Heredia reseñó la importancia de la Ley Integral sobre la Violencia de Género, que ha transformado las amenazas en delito.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...