13 abr. 2007

Melilla contará con uno de los centros de Reforma de menores más modernos del país

Melilla contará con uno de los centros de Reforma de menores más modernos del país


En julio podría comenzar la construcción del futuro centro de reforma de menores infractores de Melilla, según lo adelantó ayer el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda. La inversión municipal prevista supera los cinco millones de euros. El centro, uno de los más modernos del país, dispondrá de 56 plazas en módulos diferenciados e independientes para chicos y chicas en régimen cerrado y semiabierto y terapéutico.

El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, conoció ayer de manos del arquitecto redactor el diseño del futuro centro de reforma de menores de Melilla que se levantará junto al CETI y que podría estar listo en el plazo de un año y medio.

Proyecto
El mandatario local se mostró satisfecho por poder presentar el proyecto de ejecución del futuro centro de reforma de menores de Melilla, el primero específico que se levanta en la ciudad desde que en el año 2000 recayera en las comunidades autónomas la atención de los jóvenes infractores, tras la aprobación de la Ley de Responsabilidad Penal del Menor.

El nuevo centro permanente se ubicará junto al CETI, en un solar que era propiedad del Consorcio y por tanto municipal, colindante con el futuro campo de golf. Sobre una superficie de quince mil metros cuadrados se ha proyectado un centro que ocupará un solar de 4.500 metros cuadrados.

El edificio constará de ocho módulos completamente individualizados. Así, habrá dos módulos para chicos en régimen cerrado y semiabierto con capacidad de 20 plazas cada uno; otros dos para chicas (cuatro plazas en cada uno), un módulo de régimen terapéutico para chicos (cuatro plazas) y otro para chicas (cuatro plazas, un módulo de observación general (cuatro plazas) y otro módulo enfermería (4 plazas). Cada módulo de atención a los infractores dispondrá de su propia pista polideportiva. Los módulos estarán dotados de patio de recreo, un claustro, aulas, talleres, comedor, sala de televisión y zona de habitaciones. La capacidad total es de 56 plazas.
“En estos momentos el centro de Reforma de San Pedro Alto lo tenemos casi colapsado con un total de 25 menores. Además contamos con otros diez jóvenes en centros de reforma y terapéuticos en la península. Con el nuevo centro podremos dar respuesta a la demanda actual y a la futura”, indicó el presidente.

Además dispondrá de un espacio dedicado a cocina, lavandería, lencería, almacén y biblioteca, así como oficinas para los educadores sociales, personal administrativo, sala de juntas, archivos y dirección. También se ha previsto, para las visitas, una sala de recepción, cinco locutorios, despacho para abogados e incluso zona de vis a vis.

La zona de seguridad, concentrada en el módulo general de seguridad situado sobre el acceso y salida del recinto y desde el que se controlarán todas las zonas comunes, constará de un vestíbulo de recepción de ingresos, recibidor de accesos, sala de ingresos, vestuarios y aseos de personal. El complejo dispondrá de centro de transformación, grupo electrógeno, cuarto de calderas, recinto de tanque de fuel, caseta de butano y cuarto de bombonas, aljibe y aparcamientos.

Tanto el conjunto general del centro como el de cada uno de los módulos que en él se desarrollan, se han diseñado hasta en sus elementos más comunes, como puertas o ventanas, de forma que el aspecto sea lo menos carcelario posible. Además, tanto a los módulos como a las zonas comunes se les ha dotado de una gran luminosidad, todo ello “disfrutando de importantes espacios abiertos tanto en patios de recreo como en zonas verdes que se han insertado entre los diversos módulos a modo de elementos separadores amables” consistentes en muros de más de siete metros de altura.

Valoración
En cuanto al coste de ejecución, “estamos hablando de una inversión muy importante, 5,2 millones de euros, que tiene que asumir en solitario la Ciudad Autónoma. La administración central no hace un desembolso especial para esta actuación, que tenemos que atender nosotros de la misma forma que acudimos también a crear los nueve módulos de acogida de menores extranjeros no acompañados en el Fuerte de Purísima”.

Confía Imbroda en que las obras del recinto de reforma puedan dan comienzo sobre el mes de julio y que el centro pueda ser una realidad en el plazo de año y medio.

Con la materialización de este proyecto se conseguirá un doble objetivo: “aplicar fielmente lo que establece la Ley de Responsabilidad Penal del Menor en cuanto a la atención de los jóvenes infractores, puesto que para elaborar el diseño los autores se han ajustado a lo que establece la legislación, y por otro lado, trasladar a estas instalaciones a los ocupantes del Baluarte y proceder al acondicionamiento de este edificio histórico, al que seguramente daremos un uso cultural”. Apostilló además Imbroda que como este futuro centro de reforma existen “solo uno o dos en todo el país”.

Manifestó que disponer de un centro de reforma específico era una vieja aspiración del Gobierno de la Ciudad Autónoma y en especial de la Consejería de Bienestar Social. “Es una buena noticia porque estamos cumpliendo a rajatabla lo que marca la legislación”, indicó.

LA noticia original la puedes leer aqui

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...