21 jun. 2007

EL JUEGO EN EL AMBITO DE LA ANIMACION SOCIOCULTURAL Y LA EDUCACION SOCIAL (Educar desde el tiempo libre) (V)

Para este post como el anterior referente al ambito de la educación en el tiempo libre tratará de dar una opinión fundamentada a otra cuestión que está vigente en el día a día de los profesionales de la animación sociocultural, la educación social, la integración social, o de los monitores y coordinadores de tiempo libre.

¿Es más importante enseñar a ganar, o por el contrario, debemos enseñar a perder?

"La función propia del juego es el juego mismo. Ocurre que las aptitudes que ejercita son las mismas que sirven parea el estudio y para las actividades serias del adulto. Es una característica del juego el no crear ninguna riqueza, ninguna obra. Al final de la partida todo puede y debe quedar igual como estaba sin que haya surgindo nada nuevo." (R. Caillois.).


¿Que es lo más importante de un juego: el coienzo, el proceso o el final?. Todo es importante responderemos. ¿Que haremos de un juego mal empezado, poco motivador, confuso para los participantes?, ¿que haremos de un juego sin objetivo, que no se sabe por donde va, en el que no encontramos un objetivo claro a alcanzar?

¿Que hacemos de un juego que no se acaba nunca, o que acaba haciendo aburrido?.¡Cuantos juegos quemados!.

El hecho de saber ganar o saber perder es prácticamente lo mismo. Lo que hace falta es saber jugar (y no tanto en actitudes sobre el propio juego), sacarle todo el jugo al juego: hace falta saber jugar, saber gozar con el juego, sin darle mucha importancia al hecho de ganar o perder.

A menudo nos hemos encontrado, en cursos dirigidos a animadores/educadores/integradores/monitorees, con tradiciones cooperativas que postulaban algo como muy pedagógico hacer empatar todos los partidos de futobl, hacer que nadie gane las carreras de relevos - que mueren de inanición - o ar más puntos a los que van últimos en la ginkana entre otras técnicas humanitarias que querian ayudar a los que llegaban últimos. ¿Es este un recurso adecuado?.

Debemos cambiar el chip, y ésto se logra con actitudes relativamente sencillas: no cantando ni fomentando el aliron, el hemos ganado abrazando a los niños ganadores, ni consolando a los que han perdido con frase como ya ganaras otro día, o bien tu no ganas al futbol pero pintas muy bien (que en ciertos casos si que pueden ser utiles no cabe duda), jacoemdp qie tpdps ñps qie àrtocoàm em im kigp temgam qie temer ima ciañodad cp,ètotova fremte a los otros. En el juego, a diferencia -dicen- de los paises, no hace falta ser copetitivos.

Debemos enseñar a gozar del juego independiemntemente del hecho de ganar o perder. Y esto quiere decir que los juegos han de ser lo suficientemente interesantes en ellos mismos para que no tengamos que buscar intereses en el hecho de ganar o perder (que por otro lado estan presentes en todos los participantes a nivel personal en la gran mayoria de juegos que no sean cooperativos).

Y para la gente realista, ante empresas educativas dificiales, quisiera decirles que tampoco era nada fácil luchar contra la marginación que padecióna los disminuidos, pero lo conseguimos -lo estamos consiguiendo- ¿no podemos hacer lo mismo con el ganar o perder?

Queria añadir tmabién que los juegos cooperativos, por supuesto (y que todo aniamdor/educador/integrador/monitor que se precie debe conocer y tener un amplio repertorio), son también una herramienta muy útil para los animadores/educadores/integradores/monitores, pero hay que reconocer desde el coienzo de su planteamiento que el juego cooperativo es mucho más que un juego donde nadie pierde, sino donde conseguimos ganar todos -todos juntos superamos un obstaculo.

Ya para finalizar os recomendaria dar un vistazo que creo imprescindible, a la obra y libros de T. Orlick, que confirmará este punto, y sin duda, lo enriquecerá.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...