11 jul. 2007

Zamora Disfrutar de las vacaciones en el cole

Disfrutar de las vacaciones en el cole

LA noticia original puedes consultarla pulsando aqui

Más de sesenta niños de entre 6 y 14 años participan en el IV Campus Deportivo del CD Amigos del Duero, una buena forma de compaginar el deporte con las vacaciones

En los aledaños del colegio Nuestra Señora de la Candelaria, la algarabía que desprenden los muros del recinto hace pensar que los pequeños están en la hora del recreo. Las risas, gritos y golpes de balones anuncian esta preciada hora de los más jóvenes, pero esto no es así. El colegio terminó y ahora los muros de Nuestra Señora de la Candelaria acogen el IV Campus Deportivo 2007. Este campamento urbano surge con la finalidad de hacer más llevaderas las largas vacaciones de verano, pero sobre todo para fomentar el deporte de los más pequeños. Las actividades deportivas son esenciales para el desarrollo y el crecimiento de los niños, por eso este campus abre con el lema 'Creciendo a tope'.

Los niños aprenden a desenvolverse con los deportes más habituales como son el fútbol, balonmano y baloncesto, y también a entrar en contacto con otros más desconocidos como el beisbol y el voleibol. Los monitores son los encargados de coordinar todas las actividades y de adaptar estos deportes a las cualidades y las características de los niños. El Campus está destinado a niños de entre 6 y 14 años y se desarrolla en tres turnos hasta la primera quincena de agosto.

La idea nació en el 2003 y en esa primera edición fue dedicado en exclusiva al fútbol, pero vista la aceptación se intentó generalizar y como consecuencia de ello el número de plazas este año ha aumentado. A consecuencia de esto, el número de monitores también se ha incrementado. La plantilla está compuesta por monitores de tiempo libre, profesores de educación física y también entrenadores de diferentes ámbitos deportivos. Todos estos colaboradores son indispensables pero según señala el coordinador de tiempo libre, Marcos Martínez, lo más importante es que son «educadores». Las actividades se desarrollan en un ambiente de risas y Marcos Martínez asegura que «los chavales están encantados y los padres mucho más porque saben que sus hijos están bien tratados».

Material


El Campus se estructura en tres grupos dependiendo de las edades de los niños. Los más pequeños intentan jugar al voleibol con una red adaptada a su altura. Al su lado, Alexia y Sol juegan aparte con una pelota. «Les hemos dado material diferente y estamos pendientes de ellas para que se adapten porque uno de los primeros días se ponían a llorar», afirma el coordinador del Campus. Al lado derecho del patio se sitúan los medianos, de entre 9 y 10 años. El monitor explica un juego en el que la protagonista es una pelota y todos escuchan con atención. Es un juego eliminatorio en el que los que se sitúan a los extremos deben golpear a los del centro y eliminarlos. Es el tradicional juego de 'puntos'. En el otro patio están los mayores. Disputan un partido de un deporte llamado 'Ultimate', consiste en un encuentro entre dos equipos en el que intentan meter un 'frisbie' en la portería.

Otra de las actividades que realizan son ejercicios con paracaídas. «Uno de los niños se mete por debajo y otro por encima y tienen que intentar pillarse», dice Ana, una de las monitoras de tiempo libre.

Esta semana, con motivo de los San Fermines, los chicos realizarán una actividad temática sobre estas fiestas tradicionales. A primera hora de la mañana todos, junto con los monitores, harán mediante manualidades el periódico típico de estas fechas. Luego, en el patio del colegio mediante unas picas se realizará un circuito por donde pasarán los supuestos toros. Este papel lo desempeñará uno de los monitores junto con alguno de los niños. Los demás harán el recorrido hacia la otra parte del patio, que hará de improvisada plaza de toros .«Es como un San Fermín en miniatura y se van a divertir mucho», afirma Marcos Martínez.

Ayudas

En cuanto al apoyo por parte de las instituciones, Martínez dice que «no tenemos todas las que quisiéramos, pero las que tenemos son buenas». La Diputación, que provee a los niños de camisetas y otorga unas placas a los monitores que participan en el campamento, les ha mostrado un apoyo incondicional. Además de las instituciones, también reciben el apoyo de organismos privados, por lo que agradece la colaboración del director del centro «al cedernos este lujo de instalaciones».

El sol aprieta mucho en las mañanas zamoranas y los niños también necesitan un respiro, por eso los organizadores planean talleres que les ayuden a descansar. Manualidades, 'gymkanas', así como sesiones de cine, completan este Campus Deportivo.

La participación de este año, en este primer turno, ha sido inmejorable. Los chicos acuden desde todos los barrios de Zamora e incluso «tenemos gente de los pueblos e internacional. El año pasado tuvimos dos chicos de Estados Unidos, dos argentinos y dos franceses. En el próximo turno hay un francés que repite».

Como ejemplo de que aquí nadie se lo pasa mal, el coordinador asegura que muchos repiten de años anteriores y prueba de ello es el lema escogido. Marcos dice que 'Creciendo a tope' «se pensó porque muchos de los niños que empezaron hace cuatro años todavía vienen y han pasado de ser de los pequeños al grupo de los mayores».

Los chicos se divierten y de esta manera hacen que el deporte no se les olvide en verano. Una de las monitoras de tiempo libre asegura que «lo más importante es que hagan deporte y se lo pasen bien». Entre risas afirman que es mucho mejor madrugar para esto que para ir al colegio y coinciden en que lo mejor es la piscina.

Fomentar el deporte es un objetivo que tanto asociaciones como instituciones deberían tener como prioridades, y todas ellas deberían ser conscientes de que «el deporte base es fundamental para una ciudad como Zamora», afirma Marcos Martínez.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...