11 nov. 2010

Apuntes y Teoria para TASOC y TISOC. Atención a unidades de Convivencia. Las Unidades de Convivencia (I)

Si estos dias atras han sido dedicados a publicar formación directa para Animadores socioculturales, en esta ocasión volvemos a la carga con Apuntes del Ciclo Formativo de Integración social, más concretamente sobre la asignatura de Unidades de convivencia que amablemente nos ha cedido nuestra compañera Miriam Brandariz.



Es TEMA 2: UNIDADES DE CONVIVENCIA


1.- Concepto de Unidades de Convivencia: Por unidad se entiende cada una de las partes, secciones o grupo que forma un determinado organismo. Por convivencia al hecho de vivir socialmente en armonía favoreciendo a la tolerancia y los intercambios recíprocos entre las personas y los grupos. Supone conocer, aceptar y respetar a las personas que forman dicho grupo.
Existen dos tipos de unidades de convivencia: la que depende de la voluntad de las personas, que es la que se refiere a la familia  y la que depende de la sociedad que se refiere a recursos e instituciones generados por los organismos públicos o privados para cubrir la demanda o necesidad social de distintos colectivos.

2º Unidades de convivencia generadas por la sociedad: El sistema público de los servicios sociales se orienta a la promoción de los medios necesarios para la prevención y superación de los procesos de marginación, por eso es necesario conocer cuales son las actividades que realizan, que equipamientos tienen y qué recursos ponen a disposición de la población. Están dirigidos a toda la población de forma general, desarrollando distintos tipos de servicio, de información, valoración asesoramiento, cooperación social, ayuda domiciliaria, prestaciones económicas, etc. El objetivo principal es la superación de la marginación en pro- de la igualdad social, mejorando las condiciones de vida de una parte de los individuos y grupos que integran la sociedad. En relación a las unidades de convivencia, nos encontramos:

2.1. CENTROS RESIDENCIALES: Ejercen como hogar sustitutorio a personas que debido a su problemática socio-familiar, económica o a una situación de discapacidad, no pueden ser asistidas en su entorno familiar o no puede vivir independientemente. La estancia en la residencia puede ser temporal o definitiva y en función al colectivo que acojan podemos encontrar varios tipos:

·         Residencias para la 3ª edad: las plazas de estas residencias han ido aumentando gracias a los esfuerzos del INSERSO, las ONGs, las obras sociales de entidades financieras y algunas entidades privadas, etc, pero aún así, la demanda de las plazas es superior a la de la oferta, especialmente para las personas que padecen demencia senil o alzheimer. Pueden ser públicas o privadas concertadas y el acceso a ellas se realiza con la solicitud al organismo competente que realizará la baremación.

Se clasifican en:  

1. Residencia de válidos, para personas con cierta autonomía que pueden desarrollar las actividades de la vida diaria sin la necesidad de la atención permanente de otras personas,

2. Residencias de asistidos, para personas con incapacidad permanente que necesitan asistencia continuada

3. Residencias mixtas, en la que conviven conjuntamente los dos tipos de usuarios.

·         Residencias para personas con discapacidad: existen diferentes tipos, clasificados en función del grado de autonomía de las personas que deben atender:

·         Grado de afectación  muy grave, se atiende de manera integral a personas con discapacidades físicas, psíquicas y sensoriales, con parálisis cerebral, con trastornos autistas que no pueden ser atendidos en su unidad de convivencia y que necesitan de la ayuda generalizada para realizar las diferentes actividades de la vida diaria. También existiría otros centros que acogen a personas con trastornos graves de conducta.

·         Residencias de adultos: recurso de acogida y convivencia que atiende de forma integral en régimen de internado a personas discapacitadas que gozan de cierta autonomía personal pero que presentan problemas para su integración familiar y social. La solicitud se debe realizar en la delegación provincial de asuntos sociales de la CC.AA. Requisitos: reconocimiento de un 33% de minusvalía, edad comprendida entre los 17 y 65 años y abonar el precio estipulado.

·         Residencias para menores: ofrecen al menor de forma temporal todo lo necesario para su desarrollo personal: alojamiento, manutención, educación, formación, etc., hasta que puedan retomar a su familia de origen o bien se adopte una medida alternativa. Existen varios tipos:

1.       De protección de menores: el objetivo es la guarda y educación de menores de forma provisional y en acogida residencial por alguna problemática familiar.
2.       De menores disminuidos tutelados por la administración: en ellos se alojan menores que vienen derivados de equipos de atención a la infancia, ofrecen una asistencia continuada y adecuada de las necesidades del usuario disminuido.
3.       Para menores drogodependientes: el objetivo es la rehabilitación de menores por medio de una atención terapéutica a nivel individual, grupal y familiar, con actividades de tipo formativo y cultural conjuntamente coordinados con otros recursos y profesionales y puede ser en régimen de internado o de media pensión.

·         Comunidades terapéuticas: o de deshabituación. Son centros que en régimen de internado temporal realizan un tratamiento médico, psicológico, relacional y ocupacional a aquellas personas que han sufrido problemas de adicciones. Persigue un triple objetivo, deshabituación, rehabilitación y reinserción.El primer paso para entrar es el reconocimiento de la adicción entendiendo ésta como una enfermedad que impide el desarrollo de la personalidad.
Son muchos modelos de comunidad terapéutica, pero en general suelen reunir las siguientes características:

1.       Régimen de internado para favorecer el período inicial de desintoxicación. En un mes aproximadamente, se prohíbe el contacto del paciente con el mundo externo.
2.       El periodo de estancia varía de varios meses a tres años
3.       Suelen existir diferentes fases de tratamiento con unos objetivos específicos para cada una de ellas que van de menor a mayor contacto con el mundo externo.
4.       Normativa detallada que el paciente firma y acepta en el momento del ingreso, así como criterios de expulsión.
5.       Se practica la abstinencia total de cualquier tipo de droga
6.       El tratamiento se basa en la convivencia entre los pacientes, en la ayuda mutua, en la formación ocupacional para una futura reinserción sociolaboral a cargo de equipo multidisciplinar así como colaboradores extoxicómanos,
7.       Las herramientas principales de trabajo son intervenciones de grupo donde se trabaja la autoestima, los hábitos saludables, habilidades sociales, prevención de recaídas, intervenciones individuales, talleres, actividades fuera del centro y actividades con familiares.



Recordad que podeis continuar enviandonos a nuestro correo electronico ascprofesional@hotmail.com vuestros apuntes, trabajos, reflexiones para copmartirlo con toda la comunidad de TASOC y TISOC que formamos la RED NACIONAL ESPAÑOLA DE TASOC y TISOC. Os lo agradeceremos.

Al finalizar la publicación completa del tema podreis descargarlo en formato Word para que podais recopilar toda la información.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...