7 oct. 2011

En Albacete Unos 30 trabajadores de servicios sociales de la provincia han pasado la noche en la Fábrica de Harinas en protesta por los recortes y los impagos de la Junta.



Unos 30 trabajadores de servicios Sociales de la provincia han pasado la noche en la Fábrica de Harinas en protesta por los recortes y los impagos de la Junta


Unas 30 personas, trabajadores de servicios sociales de distintos centros y mancomunidades de la provincia de Albacete, han pasado la noche en la Fábrica de Harinas, sede del Gobierno regional en Albacete. Denuncian el desmantelamiento de los servicios sociales en la provincia y rechaman el pago de sus nóminas, que llevan retrasos de hasta 11 meses El encierro es, según manifestaba un animador sociocultural de la Mancomunidad Sierra del Segura, una medida de protesta ante la falta de solución por parte del delegado de la Junta, Javier Cuenca. Este martes se reunieron de nuevo con él, tras la cacerolada y posterior marcha hasta la Fábrica de Harinas, y su respuesta, según representantes sindicales y los propios trabajadores, fue muy difusa, sin concretar el anunciado calendario de pagos.

Muchos de los trabajadores de servicios sociales de la provincia –algunos de La Manchuela, otros de la capital, y todos profesionales de la atención a los más desfavorecidos-, llevan sin cobrar desde hace once meses. “Muchos viven de la caridad de las familias”, lamentan. Pero no sólo decidieron encerrarse para reivindicar su sueldo, que también, sino porque, con la falta de pago y los recortes, “se están desmantelando los servicios sociales de la provincia”, decía otra de las trabajadoras que se encerró en la Fábrica de Harinas.

También denunciaban que, aunque no les impidieron hacer el encierro, no les dieron facilidades. “Nos dejaron sin luz a las 10 de la noche, y tuvimos que cenar a oscuras”, criticaba otro de los manifestantes. Tampoco les permitieron pasar al salón de actos, donde hay butacas más cómodas y el suelo es de madera. Además, dieron las luces a las 6 de la mañana, obligándoles así a recoger. “Nosotros hemos cumplido nuestra parte, que era recoger a las 10 de la mañana para no molestar el trabajo de la delegación, pero ellos han incumplido su parte, obligando a pasar la noche en una situación muy precaria”, añadían. El hall de la Fábrica de Harinas quedó despejado sobre las 10.30 horas.

Fuente de la noticia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...