31 ene. 2012

500 personas en lugar de un técnico de la Administración, o como no tener a nadie cualificado como TASOC y TISOC o EDUSO

500 personas en lugar de un técnico de la Administración, o como no tener a nadie cualificado como TASOC y TISOC o EDUSO

Articulo de Pau vidal.

En el tercer sector hemos vivido 20 años de crecimiento ininterrumpido. A lo largo de estos años se ha ganado dimensión, visibilidad e impacto social, al tiempo que se maduraba organizativamente y se desarrollaban estructuras para gestionar la complejidad del sector.

Este proceso de crecimiento se ha hecho en paralelo a una Administración Pública que también se estaba desarrollando y que ha encontrado en las organizaciones no lucrativas un socio de valor social para el desarrollo de las políticas sociales, culturales, ambientales, de cooperación internacional, deportivas… En definitiva, un conjunto de organizaciones transversales a la sociedad con las que se compartía la utilidad social. Por todo ello, los fondos públicos han jugado un papel importante en el crecimiento del tercer sector.

Han sido años en los que para llevar a cabo los proyectos de las organizaciones no lucrativas ha sido más fácil conseguir el apoyo de un técnico de la administración pública (o de una obra social…) que la complicidad social de 500 personas, por poner un número. Para responder a esta circunstancia lo mejor posible, las organizaciones no lucrativas durante años han realizado un esfuerzo importante por incorporar las capacidades y competencias necesarias para relacionarse positivamente con estos técnicos de la administración.

Y así, nos hemos formado o hemos incorporado personas capaces de hacer lo necesario para gestionar esos fondos públicos: formular proyectos de intervención social o de mediación cultural o de formular correctamente el marco lógico o de impacto ambiental o de…… (poner el ámbito de actuación que corresponda). Era lo más lógico y eficiente para responder a esas circunstancias.

En el momento actual los fondos públicos escasean. Pero las organizaciones están llenas de personas que saben gestionarlos (formulación y justificación de proyectos) mientras que adolecen de capacidades y competencias para conseguir la necesaria complicidad e implicación de la ciudadanía en las organizaciones. Y aunque las circunstancias empujan a moverse rápidamente, lamentablemente, la adaptación de las organizaciones no puede improvisarse ni hacerse fácilmente. Habrá que esforzarse.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...