3 abr. 2012

Cuentos clásicos: ¿Machistas o educativos? . Escojamos bien los textos que utilizamos en la Animación sociocultural

"El mito del 'príncipe azul' nos muestra a las chicas como seres pasivos, con vidas sin sentido, a la espera de ese caballero andante que las rescate del aburrimiento y les ofrezca protección".


O eso al menos es lo que asegura el Ministerio de Igualdad en la guía Educando en Igualdad que acaba de publicar y que va dirigida a los alumnos de secundaria españoles.


La polémica ha llegado a las aulas después de que el ministerio de Bibiana Aído hablara de la posibilidad de 'vetar' determinados cuentos infantiles por considerarlos machistas.

Blancanieves, la Cenicienta o la Bella Durmiente son, para Igualdad, claros ejemplos de la cultura de sumisión de la mujer hacia el hombre, donde ellas son seres pasivos cuya vida carece de sentido sin su príncipe azul.

"No queremos a Blancanieves fuera de la escuela sino que el príncipe comparta las tareas de palacio y las aventuras con toda la panda de enanitos", asegura Luz Martínez Ten, una de las promotoras de la campaña y miembro de FETE-UGT , en respuesta a las informaciones publicadas estos días en los medios. "Queremos apostar porque las niñas y niños aprendan a leerlos contextualizándolos en la época".

Pese a estas declaraciones, lo cierto es que en la guía se realizan afirmaciones muy duras hacia los cuentos tradicionales.

"Si os paráis un momento a pensar, la 'media naranja' implica que somos seres 'a medias' o inacabados hasta que no encontramos una pareja que nos complete", asegura el folleto.

Pero, ¿son esas las enseñanzas que transmiten los cuentos tradicionales?

Los cuentos como 'Blancanieves y los siete enanitos', 'La Bella Durmiente' o la 'Cenicienta', adaptados por varios escritores y cuya versión más popular es la de las películas de Disney , no son exclusivos del ámbito europeo y su origen se remonta a épocas anteriores a la aparición de la escritura.

Estos relatos han sido (y siguen siendo) vehículo de transmisión de conocimiento y modelos de conducta. El cuento de 'Caperucita Roja', por ejemplo, intenta transmitir a los niños los peligros que pueden entrañar los desconocidos.

Pese a que la crueldad de algunos cuentos de toda la vida (lejos del edulcorante al que nos tienen habituados los relatos modernos), Antonio Galván, psicólogo infantil, asegura que "los cuentos son importantes para formar a los menores y enseñarles a distinguir lo que está bien de lo que está mal".

"Con el paso del tiempo, y en diversas culturas, los cuentos infantiles de siempre se han ido variando para adaptarlos a la sociedad del momento. ¿Por qué no habríamos de hacerlo ahora?", concluye.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...