24 oct. 2012

Teoria y Formación para TASOC y TISOC Técnicas para el Analisis de la realidad (VI)


Deseando poder ofrecer recursos y formación complementaria a los y las Técnicos superiores en Animación sociocultural e integración social TASOC / TISOC (TSIS), ofrecemos la 5ª entrega centrada en el analisis de la realidad.

Continuamos ofreciendo dinámicas de grupo y actividades a realizar como técnicas para conseguir un Analisis de la realidad lo más global posible y que fortalezca el proyecto sociocultural y educativo que propongamos.


EL MAPA DE LA COMUNIDAD

El objetivo de la técnica es facilitar la reflexión sobre nuestra percepción del entorno y, en consecuencia, favorecer un conocimiento más completo y profundo de la realidad concreta en la que vive el grupo.

Necesitaremos cartulinas y rotuladores. El tiempo que requeriremos será aproximadamente de 1 hora y media.

En primer lugar, pediremos a los participantes que, durante 10 minutos, dibujen en un papel un mapa del entorno inmediato, del barrio, del pueblo, de la ciudad en que vivimos. Ese mapa -que no es necesario tenga calidad “cartográfica”- deberá representar todos aquellos lugares que tengan una significación, que representen algo importante para el participante y para el grupo en general.

Luego, durante treinta minutos, nos reuniremos en subgrupos y compararemos nuestros mapas, confeccionando entre todos uno sólo y reflejándolo en una cartulina. Los diferentes mapas se pegarán a la pared y cada subgrupo, durante 15 minutos, observará el mapa de otro, tomando nota de todas aquellas cosas que eche de menos y que no fueron reflejadas.

Por último, haremos una puesta en común en la que los portavoces de los subgrupos irán presentando sus conclusiones y, con todas ellas, iremos confeccionando un sólo mapa común.

Luego entraremos a comentar y debatir el mapa: los lugares que aparecen; aquellos que no han sido reflejados; las diferencias entre los mapas de un subgrupo y otro; etc.


MI GRUPO, MI ASOCIACION: UN VEHICULO

Le técnica tiene por objetivo facilitar un mejor conocimiento de nuestro propio grupo, muy particularmente si todos sus miembros formamos parte de una misma organización o asociación.

Para su desarrollo necesitaremos papel y lápices. El tiempo que precisa puede ser de una hora aproximadamente.

Pediremos a los participantes que, en un folio de papel, realicen un dibujo representando a nuestra asociación y organización como si fuera un vehículo determinado. Para ello dispondrán de 10 minutos.

Podremos dibujar aquél vehiculo que, en nuestra opinión, se corresponda mejor con nuestra asociación: una bicicleta, una barca de remos, un globoaerostático, un tren, un coche deportivo, un yate, un turboreactor, un cohete espacial, etc., o inventar nuestro propio vehículo combinando elementos de varios.

Trataremos de representar, así mismo, todo tipo de detalles del vehiculo, por ejemplo: quién lo conduce; qué tipo de combustible utiliza; hacia dónde se dirige, etc. Los miembros de nuestra asociación podrán representarse como partes del vehiculo, según la función que cumplan, o como pasajeros en una determinada actitud.

Luego, haremos una ronda y cada participante mostrará y explicará su dibujo. Al término de la ronda abriremos un coloquio, comentando los diferentes dibujos, las coincidencias -ya sean estas representadas de una forma u otra- y las discrepancias que reflejan percepciones distintas de cómo es nuestra asociación u organización.

Podemos concluir realizando un solo dibujo común que refleje las características que hemos consensuado.


LOS TRES DESEOS DEL GENIO

Esta técnica es muy útil para que el grupo formule y analice objetivos para su acción.
Necesitaremos papel y lápices y algo más de una hora de tiempo.

Recordaremos a los participantes los múltiples cuentos en los que aparece un genio -del interior de una botella, una lampara, etc- y concede tres deseos al protagonista.

Este es nuestro caso, tenemos un genio dispuesto a concedernos tres deseos en relación a alguna situación o problema determinado (por ejemplo, en relación al desarrollo del propio grupo,  a la solución de algún problema que le afecte, etc). Solo pide que esos deseos sean posibles y realistas, o sea, que se puedan conseguir sin recurrir a fuerzas extraordinarias o sobrenaturales, que dependan de la acción humana y sean coherentes con las condiciones concretas y reales existentes. Pide también que esos tres deseos sean los más importantes porque respondan a las principales necesidades relacionadas con el tema o cuestión que hayamos seleccionado.

Cada participante deberá pensar y escribir sus tres deseos. Luego nos repartiremos en subgrupos y compararemos, durante media hora, nuestros deseos, intentando seleccionar, de entre todos, los tres más importantes en opinión de todo el subgrupo.

A continuación realizaremos una puesta en comun, en la que el portavoz de cada subgrupo irá exponiendo sus deseos, mientras vamos tomando nota de todos ellos en la pizarra o rotafolio.

Cuando estén todos reflejados, eliminaremos aquellos que sean más “mágicos”, que dependan de la voluntad o la acción de otras personas ajenas al grupo, que no sean realistas, que no sean fundamentales. Luego, agruparemos colectivamente los que queden por su afinidad o similitud. Por último, seleccionaremos los tres deseos comunes que vamos a pedirle al genio.

Los genios, como todo el mundo sabe, solo existen en los cuentos. El único “genio” que conocemos es el propio grupo, capaz con su esfuerzo de lograr lo que se proponga y esté a su alcance. En consecuencia, tomaremos uno por uno los deseos y debatiremos entre todos la forma de alcanzarlos, identificando los pasos necesarios que debemos dar para que se lleven a cabo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...