9 nov. 2012

EL ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL Y LA CONSTRUCCIÓN DEL CASO EN RED:


EL ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL Y LA CONSTRUCCIÓN DEL CASO EN RED:
 El amor por la pregunta.

No estará de más recordar que acompañar es fundamentalmente la acción de caminar al lado de una persona, compartiendo alguna parte de su vida itinerante. No se trata de ninguna manera de ejercer de vigilantes para impedir las equivocaciones del camino. Tampoco se trata de ejercer de protectores para evitar la aparición de riesgos en el recorrido. El que acompaña no es una especie de profesional prescriptor de recetas y remedios para las equivocaciones. Acompañar siempre será, de maneras diversas, compartir el pan en el camino (del latín: ad cum panis). Siempre será, sin embargo, una parte de su camino y adoptando la proximidad adecuada, sin ahogar y sin hacer sentir el abandono.* 



En las profesiones sobre los otros (Francois Dubet) resulta estructurante el valor de la pregunta, de cierto no saber, que nos ponga en el lugar de interrogar vivamente cada caso.

La construcción de casos en red (José Ramón Ubieto) supone articular una práctica interdisciplinar capaz de poner a trabajar juntos a educadores, trabajadores sociales, abogados, Servicios Sociales y psicólogos en torno a los interrogantes de cada caso. La pregunta en cuestión será: ¿Qué podemos aportar cada uno?

Cada agente social tiene obviamente un saber sobre el sujeto al cual acompaña, se trata pues de poner en valor aquello que sabemos, pero también poder abrir una dimensión a la pregunta sobre aquello que permanece velado, oculto, tanto para nosotros como para la persona a la que acompañamos.

En las profesiones como la nuestra nos conviene sostener el registro de una creencia, confiar en que la conversación sobre el sujeto pueda orientarnos, pensar que siempre hay algo por conocer, por construir. Sostener que, con respecto a la particularidad y los avatares del lazo social de cada uno, no está todo dicho.
En el trabajo con personas siempre hay que dejar abierto un hueco, un espacio, para dar cabida a lo que no sabemos. Existe, en cada uno de nosotros, algo que ignoramos acerca de nosotros mismos.

En el campo de la desinserción social, se trataría pues de poder abrir un territorio de pensamiento sobre aquella dificultad del sujeto que se presenta como una incógnita, algo que se muestra inefable, indescifrable, pero que no por permanecer oculto opera menos. Es aquí donde el acompañante podrá operar ciertas maniobras que permitan a la persona elaborar algo en torno a esta dificultad que le aflige y de la que no sabe como zafarse. Una piedra en medio del camino, como decía el poeta brasileño Carlos Drummond de Andrade en uno de sus más elocuentes versos. Un obstáculo que se repite de manera inconsolable: un real que nos atraviesa, y ante el cual tropezamos una y otra vez.

Lo que nos interesa es sostener, en todo momento, esta posición de no saber sobre el sujeto, una mirada que nos permita interrogarnos sobre cada caso, para atenderlo en su singularidad, y producir un saber nuevo que pueda orientarnos en el trabajo con el otro.


Cosme Sánchez Alber

Noviembre 2012

* El acompañamiento social en los recursos socioeducativos. Israel Alonso y Jaume Funes.

Cosme es  educador social en un centro de dia de toxicomanias,  licenciado en derecho y master en drogodependencias. Pertenece a la asociacion educativa Interabide que tiene blog y pagina de Facebook.

Desde el blog que participa Cosme y el nuestro vamos a comenzar a intercambiar arituculos relacionados con la Educación y la ASC Podéis visitar su Espacio en http://interabide.wordpress.com/Os lo reocmendamos

1 comentarios:

cosme dijo...

Muchas gracias por la publicación. Sigamos haciendo redes. Atentamente, Cosme

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...