16 jul. 2007

Feminicidios: denunciar no protege a la mujer; hay que invertir en conciliación

Feminicidios: denunciar no protege a la mujer; hay que invertir en conciliación

Una de cada tres víctimas había denunciado a su agresor; con una ley poco eficaz, el Gobierno empieza a señalar a los medios de comunicación

Un segoviano mató a cuchilladas a su mujer y después se ahorcó este domingo, 15 de julio: Es la última víctima de la violencia doméstica. En lo que llevamos de 2007, ya han muerto 46 mujeres a manos de su pareja, o sea, un 20 por ciento más que en el mismo período de 2006 (38 casos).

Un estudio del Centro Reina Sofía de Valencia viene a constatar, además, que la denuncia no protege a la mujer: un 37 por ciento de las víctimas había denunciado a su agresor.

El Ejecutivo de Zapatero, mientras tanto, ante la ineficacia de su Ley de Violencia de Género, empieza a desviar la atención hacia los medios de comunicación y les pide un “código de autorregulación” sobre esta materia; mientras sigue ignorando los beneficios que comportaría invertir en conciliación.


El 38%, tras romper la relación

Según el informe del Centro Reina Sofía, el perfil de la mayoría de las víctimas asesinadas en el primer semestre de 2007 en España es el de una mujer de entre 25 y 44 años de edad, principalmente española (65 por ciento de los casos), con un trabajo no cualificado y con un amplio historial de malos tratos.

El estudio concreta que el 42,11 por ciento de las mujeres muertas por su pareja había sufrido previamente malos tratos y que, al menos, tres de cada diez de los asesinos tenían en el momento del crimen una orden de alejamiento.

Otras cuestiones reveladoras del informe hacen referencia a que el vínculo más común entre la víctima y el agresor es el de cónyuges, en un 41 por ciento de los casos, y los ex cónyuges en un 20 por ciento. Un 38,46 por ciento de los asesinos cometieron su crimen tras romperse su relación con la víctima.

Hay que recordar también que el informe anual del observatorio estatal de violencia sobre la mujer refleja un aumento del 70 por ciento en las denuncias sobre maltratos.


La conciliación, necesaria

Estos datos confirman que, con los actuales medios, el Gobierno no consigue frenar los feminicidios, a pesar de las denuncias y de las órdenes de alejamiento en las que se basa la actual estrategia de Zapatero. Más bien se diría todo lo contrario.

Cabe insistir en que la judicialización de los conflictos en el seno de la pareja lleva a más violencia, mientras que la ignorada conciliación no produce ese efecto, sino que tiende a aclarar las causas y facilita utilizar recursos para proteger a la mujer.

Al mismo tiempo, con la conciliación se reduce el número de casos judicializados y permite, entre éstos últimos, detectar mejor aquellos que pueden resultar realmente peligrosos.

De hecho, en Europa, el 80 por ciento de este tipo de conflictos consiguen mejorar sensiblemente a través de la conciliación; y, si la pareja acaba separándose, lo hace amistosamente.


No se acumulan, se reparten

Por otra parte, un informe del forense Miguel Lorente para la Junta de Andalucía afirma que hay un ‘efecto llamada’ en los casos de violencia machista.

Dice este estudio, elaborado por la consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, que el 50,4 por ciento de los feminicidios se producen dentro de los tres primeros días después de un asesinato machista previo.

Hay una cierta tendencia a la agrupación de casos en determinados momentos, dice el informe. Sin embargo, las conclusiones de la Junta de Andalucía parecen ignorar que los feminicidios, más que acumularse, se reparten.

La teoría de la ‘acumulación’ dentro de los tres primeros días, a que hace referencia el estudio, se disuelve ante la lógica de la propia estadística: las 46 mujeres asesinadas hasta el día de hoy vienen a representar que casi cada cuatro días se comete un feminicidio en España.


Desviar la atención


El Gobierno, sin embargo, ante la evidencia del fracaso de su ley, ha intentado rentabilizar los datos del estudio del forense Miguel Lorente y dice que se planteará la necesidad de pedir a los medios de comunicación un “código de autorregulación” sobre las noticias relacionadas con esta materia.

Así, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se mostró partidaria de que los medios suscriban protocolos de actuación para informar sobre estos casos.

En el Ejecutivo de Zapatero molesta, por ejemplo, que en este tipo de informaciones aparezcan, sin ninguna censura, declaraciones de vecinos calificando al agresor como “una persona normal”.

El Gobierno piensa invertir una partida de 5 millones de euros para una campaña publicitaria que se extenderá hasta el mes de septiembre para buscar la erradicación de la violencia contra las mujeres.

En lugar de desviar la atención hacia los medios, el Gobierno podría invertir una buena parte de ese dinero en fomentar la conciliación.

La noticia fue publicada aqui

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...