6 abr. 2017

Animación sociocultural y Gestion Cultural. Profesiones que van de la Mano (y IV)

Finalizamos con este articulo el breve repaso e introducción a la gestion cultural desde la perspectiva de la Animación sociocultural. Esta es la punta del Iceberg que se nos presenta como salida laboral en un campo que si bien tenemos acreditadas competencias, generalmente no tenemos mucha formación en ello.

Esperamos que esta serie de articulos os hayan abierto las ganas de profundizar y aprender más sobre la Gestión cultural


Especificidades de la gestión cultural: ¿qué diferencia la gestión de la cultura de la gestión de otros bienes y servicios?

Para  seguir  avanzando  en  la  definición  de  gestión  cultural  podríamos  utilizar  otra definición de gestión: “conjunto de reglas, procedimientos y métodos operativos para llevar  a  cabo  con  eficacia  una  actividad  empresarial  tendente  a  alcanzar  objetivos concretos”.

La  gestión  de  la  cultura  es,  de  hecho,  igual  que  la  de  cualquier  otro  bien  de  la economía,  pero  con  una  serie  de especificidades que  hacen  de  la  gestión  cultural una técnica de gestión con personalidad propia. Una limitación desde el punto de vista del marketing es la escasa o nula capacidad de decisión del gestor sobre el diseño (creación) del producto (el bien cultural). O por lo menos así debería ser.

Fijémonos  en  el  caso  de  un  fabricante  de  vehículos.  Sus  directivos  pueden  decidir modificar cualquiera de las prestaciones o características de un coche (el color, por ejemplo):  si  se  detecta  que  los  coches  amarillos  no  se  venden  al  ritmo  previsto,  se podrían volver a pintar de otro color con más éxito de ventas (el verde, por ejemplo).

Un  gestor  cultural,  sin  embargo,  no  puede  (o  no  debería)  influir  sobre  el  “producto” que  elabora  el  creador  (cambiar  el  color  de  un  cuadro  o  el  final  de  una  obra  de teatro)  porque  se  vende  poco.  Por  el  contrario,  a  menudo  que  esa  creación  tengauna viabilidad comercial depende de sus habilidades como gestor.

Se  puede  considerar,  pues,  que  desde  el  punto  de  vista  de  la  gestión  la  cultura ofrece más retos que otros bienes, ya que aunque los gestores culturales utilicen las mismas  técnicas  de  gestión  que  otros  profesionales,  pueden  incidir  poco  o  nada sobre las características del producto. La misión del gestor cultural no es modificar o hacer más comercial la obra (como a menudo se acusa), sino encontrar el mercado adecuado para la misma combinando adecuadamente el resto de las variables de la gestión (precio, canal de venta, promoción), de forma que se maximice el beneficio derivado del intercambio entre el artista y el cliente

Una  segunda  característica  de  la  gestión  cultural  es  la  enorme  diferencia  en  el  uso de  tecnologías  entre  los  diferentes  ámbitos  considerados  culturales  (el  sector artístico,  las  industrias  culturales  y  la  industria  del  ocio-entretenimiento).  El  término cultura  abarca  numerosas  actividades  de  naturaleza  diferente.  Así,  existen  bienes culturales  con  procesos  de  elaboración  artesanales  (caso  de una  escultura  o  una actuación  en  vivo  de  marionetas  o  circo),  mientras  que  otras  tienen  un  carácter claramente industrial (como ocurre con el cine, la música grabada o la edición). Por último, la posibilidad que ofrecen las nuevas tecnologías de la información (TI) como Internet  al  permitir  la  digitalización  de  contenidos,  está  provocando  una  auténtica revolución en la creación y en los modelos de negocio de discográficas, editoriales y
sociedades de derechos de autor. Es decir, en el mismo sector conviven actividades casi  artesanales  con  negocios  basados  en  las  más  modernas  tecnologías.  Las  TI son  aplicables  en  las  diferentes  fases  del  proceso  que  va  desde  la  creación  alconsumo  de  un  bien  o  servicio  cultural.  El  diferente  nivel  de  aplicación  de  los avances  tecnológicos  influye  sobre  el  tamaño  de  la  organización  cultural,  ya  que condiciona la capacidad de generar (y por tanto de disponer) de recursos.

Otra  especificidad  del  sector  cultural  es  el  alto  nivel  de  intervención  pública  en  el mismo,  lo  que  lleva a  preguntarse  sobre  el  porqué  de  las  políticas  culturales públicas,  qué  grado  de  ingerencia  debe  tener  las  administraciones  públicas  en  el sector,  qué  alternativas  de  intervención  pública  en  cultura  existen,  o  sus  efectos sobre  aspectos  como  la  creación-calidad  del  producto  cultural,  la  distribución,  el consumo, el precio, la accesibilidad, la promoción, el % de asistencia o utilización de los bienes culturales, el perfil socioeconómico del público cultural,... y, por último, en cómo  incide  esta  intervención  sobre  el  profesional  de  la  gestión  cultural.  Esta pregunta  nos  conduce  a  intentar  aportar  un  poco  de  luz  sobre  las  funciones  del gestor cultural.

Con esto hemos terminado el Tema Aquí encontrereis enlaces al resto de partes

Animación sociocultural y Gestion Cultural. Profesiones que van de la Mano (I)
Animación sociocultural y Gestion Cultural. Profesiones que van de la Mano (II)
Animación sociocultural y Gestion Cultural. Profesiones que van de la Mano (III)
Animación sociocultural y Gestion Cultural. Profesiones que van de la Mano (IV)

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...